Imprimir

Cientos de saharauis residentes en España se ofrecen a combatir con el Frente Polisario en la guerra contra Marruecos

Confidencial Digital | 20 de noviembre de 2020

Campamento saharaui.
Campamento saharaui.

El conflicto del Sáhara Occidental agita las tensiones que se viven en el norte de África. La ruptura del alto el fuego y declaración del estado de guerra por parte del Frente Polisario contra Marruecos es el incidente más grave ocurrido en la zona en los últimos años. Mientras, Canarias se desborda por la llegada de pateras.

Confidencial Digital ha podido saber que algunos saharauis que viven en nuestro país pretenden sumarse a la guerra. Aseguran que “prefieren morir a volver a los campamentos de refugiados en Argelia”. La delegación del Frente Polisario en Madrid ha recibido en los últimos días centenares de llamadas de saharauis residentes en España ofreciéndose como combatientes y preguntando cómo pueden llegar hasta las zonas en conflicto.

Hay que tener en cuenta que, debido a la situación derivada de la emergencia sanitaria del coronavirus, muchos estados mantienen cerradas sus fronteras

Desde la delegación del Frente Polisario en Madrid explican a ECD que jóvenes saharauis que viven en España quieren ir a la guerra porque han crecido viendo cómo se incumplen las promesas que les ha hecho la comunidad internacional para resolver este conflicto. 

Complicaciones para llegar por el coronavirus

Habitualmente los saharauis que se han desplazado hasta la zona de conflicto lo hacen volando hasta Argelia y de ese país, se trasladan hasta los campamentos que se encuentran en la zona de Tinduf. Pero ese camino ahora no es transitable: las fronteras de Argelia se encuentran actualmente cerradas debido al coronavirus.

Los españoles que han acudido a los campamentos para llevar material, medicinas o alimentos lo han hecho con furgonetas cruzando el Estrecho de Gibraltar y llegando desde Marruecos. Pero este país, por el mismo motivo que Argelia, sólo mantiene abiertas ahora las fronteras a sus nacionales.

La última opción que les queda es volar a Mauritania. ECD ha podido saber que algún saharaui ya ha logrado llegar a los campamentos por esta vía, pese a que los residentes en España señalan que la frontera se encuentra cerrada. En estos momentos, Marruecos estaría ampliando su muro en la zona sur, por lo que esta última opción se está complicando.

“Hay conflictos que se ganan con la moral”

Saharauis en Madrid afirman que los campamentos de refugiados, donde viven en el exilio miles de saharauis, están viendo como miles de personas se unen al “ejército de liberación”. Los centros de preparación para la guerra están colapsados.

De ahí que los campamentos de acogida presenten ahora una imagen inusual: solo quedan niños, las mujeres que cuidan de los pequeños, y ancianos. Los adultos y jóvenes han marchado al frente.

La Delegación del Frente Polisario explica que es consciente de sus reducida capacidad militar, a mucha distancia que el oponente. Sin embargo, explican, “hay conflictos que se ganan con la moral”. 

Para ellos este conflicto es un desafío irrenunciable. Es algo que tienen que acometer después de casi 30 años reivindicando por vía pacífica un referéndum de autodeterminación, prometido por las Naciones Unidas pero que nunca ha llegado. 

El conflicto desde España

En España los saharauis tratan estos días de visibilizar su situación a través de las redes sociales. De hecho, se ha viralizado un vídeo en el que un joven de treinta años llama a la comunidad saharaui a movilizarse y acudir a la guerra.

La Delegación del Polisario asegura que su batalla particular es contra la desinformación. Aseguran que Marruecos quiere silenciar el conflicto para seguir saqueando los recursos del pueblo saharaui.

Por otra parte, pese a la petición de Iglesias a Sánchez para que defienda la causa del Sáhara Occidental, el Polisario no pone demasiadas esperanzas en el movimiento de Unidas Podemos. “Marruecos presiona a España con las pateras” recuerdan. Varios medios han publicado el temor del Gobierno a que el rebrote del conflicto del Sáhara empeore la crisis migratoria que sufre Canarias.

Brecha en los territorios liberados

Un portavoz de la delegación del Polisario en España recuerda a Confidencial Digital que Marruecos, contra una resolución de la ONU de 2001, ha abierto una brecha “ilegal” que se asfaltó entre 2016 y 2017 en el Guerguerat para “continuar con el saqueo de los recursos saharauis”. Dicha carretera comunica Marruecos con la zona del Sahel a través de Mauritania.

En octubre los saharauis bloquearon la carretera de la zona desmilitarizada. Según el Polisario se trata de “una frontera no reconocida internacionalmente en los territorios liberados”.

El Ejército de Marruecos entró el viernes 13 de noviembre en el Guerguerat para expulsar a los civiles que mantenían bloqueada la carretera de acceso a Mauritania desde el 21 de octubre. 

El Frente Polisario intervino y se intercambiaron “disparos al aire” sin registrarse ninguna víctima o herido. Según han explicado a EFE fuentes marroquíes, se trataron de disparos de advertencia que no apuntaron a personas. Los saharauis confirmaron que hicieron “disparo táctico para ganar tiempo y hacer retroceder a los marroquíes mientras evacuaban a los civiles”.

La Delegación saharaui asegura a ECD que mientras el conflicto se gestaba en una brecha abierta por Marruecos, los militares alauitas abrían otras dos rodeándolos. Por este motivo efectuaron el disparo táctico y evacuaron a los civiles. En caso contrario, “estaban sentenciados”.

Declaración del estado de guerra

Como consecuencia de lo sucedido, el secretario general del Frente Polisario y presidente de la autoproclamada República Árabe Democrática Saharaui (RASD) declaró el pasado sábado 14 la ruptura del alto el fuego firmado con Marruecos en 1991 y declaró el estado de guerra

Desde entonces, el Ejército Popular de Liberación Saharaui bombardea bases y posiciones estratégicas del muro marroquí. Según los partes militares consultados, habrían causado varias bajas humanas y cuantiosos daños materiales.

ECD ha tenido acceso a un vídeo en el que se muestra el recibimiento en el campamento de refugiados en Tinduf a los saharauis que bloquearon la carretera marroquí durante semanas. 

Un Territorio No Autónomo

El Frente Polisario o Frente Popular de Liberación de Saguia al-Hamra y Río de Oro nació en 1973 para reivindicar la independencia del Sáhara Occidental frente a España, país que administraba el territorio como colonia desde 1883. El 6 de noviembre de 1975 el rey Hassan II convocó la Marcha Verde hacia el Sáhara, movilizando hasta 350.000 marroquíes. 

El 14 de noviembre España traspasó, contra las resoluciones de la ONU, la mayor parte del territorio a Marruecos y un tercio a Mauritania. El 12 de enero del 76, España abandonó el territorio y Marruecos y Mauritania iniciaron la ocupación. 

El Polisario proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y entró en guerra con ambos países contando con el apoyo de Argelia, Cuba y Sudáfrica. Tres años después, el Frente firmó la paz con Mauritania, pero continuó en una guerra con Marruecos. 

En 1991 se firmó el alto el fuego y se creó la Misión de las Naciones Unidas (MINURSO) para el referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental. Desde 1963, Naciones Unidas le reconoce la condición de Territorio No Autónomo, es decir, pendiente de descolonización, aunque no haya una potencia administradora. 

Desde entonces, los saharauis reclaman a la Comunidad Internacional la organización del referéndum de autodeterminación que contemplaba el Plan de Paz de la ONU. No se ha realizado 29 años después. 

Marruecos ha expresado que solo está dispuesto a conceder la condición de autonomía al Sáhara Occidental. El Polisario considera que Naciones Unidas, pese a renovar la misión de paz no está más que garantizando el “saqueo de sus recursos”. 

Los recursos del Sáhara Occidental

El Polisario señala el interés español en la explotación de los recursos de la zona del Sáhara Occidental. De hecho, la Unión Europea firmó un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos en 2019 que contradice la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJE), la cual establece que no se pueden incluir las aguas del Sáhara Occidental, un Territorio No Autónomo pendiente de descolonización. 

La sentencia del TJE dictamina que para ello es necesario el consentimiento del pueblo saharaui y su representante en la ONU, algo que no se ha tenido en cuenta. La ilegalidad fue denunciada por organizaciones internacionales como Human Rights Watch.

Además, el acuerdo contempla que la UE pague a Marruecos una media anual de 52 millones de euros a cambio de permitir faenar en sus aguas a 128 barcos europeos, entre ellos 92 españoles. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/defensa/cientos-saharauis-residentes-espana-ofrecen-combatir-guerra-frente-polisario-marruecos/20201119191846187584.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97