Imprimir

El CNI firma la carta fundacional del think tank del espionaje europeo

Confidencial Digital | 09 de septiembre de 2020

Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El Colegio de Inteligencia en Europa avanza. Este foro o think tank cuenta ya con una “carta de intenciones”, firmada por representantes de servicios de inteligencia y organismos gubernamentales de 23 países europeos.

El coordinador nacional de Inteligencia y Contraterrorismo de Francia, el director general del Dipartimento delle Informazioni per la Sicurezza (DIS) de Italia, el director adjunto de la National Security Secretariat del Reino Unido, el comisionado para el Bundesnachrichtendienst (BND) de Alemania y la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), entre otros, rubricaron este documento que define la misión, la visión y el mandato de ese colegio.

También participan en el proyecto Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Países Bajos, Noruega, Portugal, Rumanía, Eslovenia y Suecia.

Hace unos meses, representantes de todos estos países reunidos en Zagreb (Croacia) pusieron su firma en la “carta de intenciones”.

Una idea que lanzó Macron

El origen de esta academia es un discurso de Emmanuel Macron en la Universidad de la Sorbona, en septiembre de 2017. El presidente de Francia propuso fundar una “Academia de inteligencia en Europa” para promover el surgimiento de una cultura estratégica común y fortalecer los vínculos entre las comunidades de inteligencia de los países europeos a través de la formación y el intercambio.

A esa idea se fueron sumando países, y el 4 y 5 de marzo de 2019 se celebró en París el evento inaugural del ‘Intelligence College in Europe’. Acudieron 300 representantes de 66 servicios de inteligencia de 30 países: los 28 de la Unión Europea (aún era miembro Reino Unido), más Suiza y Noruega.

“La sesión inaugural demostró que los países participantes reconocieron la necesidad de mejorar la relación entre nuestras comunidades de inteligencia, crear un cultura de la inteligencia y fomentar el entendimiento mutuo”, se indica en la “carta de intención”, firmada un año después.

Como se ha indicado, a la inauguración acudieron responsables de servicios de inteligencia de 30 países, pero han sido 23 estados los que han suscrito la carta fundacional. Se mantiene Reino Unido pese al Brexit, no se ha sumado Suiza, y de la UE faltan países como Grecia, Luxemburgo, Bulgaria, Irlanda, Polonia... aunque se esperaba que algunos se vayan uniendo al proyecto.

Objetivos

El ‘Intelligence College in Europe’ o ‘Collège du Renseignement en Europe’ (sus idiomas oficiales son el inglés y el francés, aunque la web también está en español) se define, en el apartado “Visión” de su documento fundacional, como “un foro único donde todos los miembros de las comunidades de inteligencia nacionales pueden reunirse”, que “promueve y facilita el diálogo estratégico entre las comunidades de inteligencia de los países europeos participantes, académicos, tomadores de decisiones nacionales y europeos, para mejorar el pensamiento estratégico y el conocimiento mutuo sobre temas de interés común”.

Dicho documento señala que ya “existen varios foros que garantizan el intercambio de inteligencia a nivel operativo y facilitan el diálogo estratégico entre servicios de inteligencia”. Pero también considera que aún hay margen para mejorar ese diálogo estratégico sobre materias de inteligencia.

Los 23 países firmantes dejan claro que la Academia de Inteligencia en Europa no es una organización de Defensa, no representa a la comunidad de inteligencia, no es una plataforma operativa, ni un foro de intercambio de información e inteligencia, ni un centro de formación, ni una universidad.

Todas esas estructuras “ya existen y funcionan con eficacia”. El objetivo del Collège du Renseignement en Europe’ es, más bien, convertirse en un think tank de y para servicios de inteligencia europeos, “una plataforma para la reflexión, el compromiso y la divulgación”.

La idea es fomentar el entendimiento entre servicios de inteligencia a través del diálogo estratégico entre comunidades de inteligencia de los países participantes, a través de encuentros que permiten intercambiar experiencias profesionales fuera del marco operativo; entre las comunidades de inteligencia y el mundo académico, gracias a publicaciones especializadas y un programa universitario específico para profesionales de inteligencia; y entre las comunidades de inteligencia europeas y los “decision-maker” o tomadores de decisiones, se entiende que responsables políticos tanto nacionales como de la Unión Europea, “para concienciar a sobre los retos de la inteligencia”.

En base a estos parámetros, tratará de ir generando puntos de vista profesionales y académicos sobre una amplia gama de temas relacionados con la inteligencia, así como de difundirlos para contribuir al desarrollo de la “cultura de inteligencia estratégica” en Europa.

Participan el CNI y el CIFAS

Por parte de España, como se ha indicado, participó en la firma de la carta fundacional de esta Academia de Inteligencia en Europa la directora del CNI, Paz Esteban.

Pero no sólo el Centro Nacional de Inteligencia representa a España en este organismo. En la inauguración de la academia, en marzo de 2019 en París, estuvo también presente el general de brigada Juan Bautista Sánchez Gamboa, subdirector del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS).

Esa inauguración contó con la asistencia de “altos representantes de servicios de inteligencia interior, exterior, policial y militar”, según explicó entonces el Estado Mayor de la Defensa, que trataron temas “como la relación entre la inteligencia y los procesos de decisión política; la dicotomía entre la inteligencia interior-exterior y la inteligencia integrada o la Unión Europea y los Servicios de Inteligencia”.

Al frente de la academia o colegio se encuentra un Comité Directivo, con representantes de los estados participantes, y también hay una Secretaría Permanente que gestiona el organismo. La presidencia del Comité Directivo irá rotando de forma anual: Croacia asume la presidencia en primer lugar, y le seguirán Reino Unido y después Italia.

Sanz Roldán ofreció Madrid para una reunión

Por el momento, la web de este organismo ofrece tan sólo información de la presentación de la “carta de intención”, del acto de inauguración en París en marzo de 2019, y de otro evento.

Se trató de un seminario sobre “Inteligencia y Unión Europea” que se celebró el 22 y el 23 de octubre de 2019 en Berlín, en la sede del Bundesnachrichtendienst (BND), el servicio de inteligencia exterior alemán.

Asistieron más de 80 miembros de servicios de inteligencia europeos, representantes de instituciones de la UE y algunos universitarios.

No de todos los encuentros se informa en la web. La Información.com adelantó en marzo de 2019 que tras la cita fundacional en París, la segunda reunión de los impulsores de la Academia de Inteligencia en Europa se celebraría en Madrid.

Detrás de esa decisión se encontraba Félix Sanz Roldán. El por entonces director del CNI ofreció a sus colegas de los servicios de inteligencia europeos reunirse en la capital de España. Esa reunión estaba en principio previsto para septiembre, por lo que, de haberse llevado a cabo, ya se habría celebrado con Paz Esteban como directora interina (no fue confirmada hasta el mes de enero de 2020).

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/cni-firma-carta-fundacional-think-tank-espionaje-europeo/20200908170623160043.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97