Imprimir

Defensa endurece las pruebas para convertirse en ‘boina verde’

Confidencial Digital | 17 de junio de 2020

Imagen de archivo del Curso de Operaciones Especiales.
Imagen de archivo del Curso de Operaciones Especiales.

Acceder al Curso de Operaciones Especiales para convertirse en ‘boina verde’ o ‘guerrillero’ de las Fuerzas Armadas será más difícil. Al menos, los aspirantes a ingresar en la Escuela Militar de Montaña y de Operaciones Especiales (en Jaca, Huesca) tendrán que superar más pruebas.

A las pruebas tradicionales -prueba física, reconocimiento médico...- se van a añadir ahora otros ejercicios que la escuela considera útiles para cribar a los aspirantes según ciertas capacidades que se requieren para ser parte de las unidades de Operaciones Especiales.

Desde la Escuela Militar de Montaña y de Operaciones Especiales explican a Confidencial Digital que en el proceso de selección que se celebrará previsiblemente en septiembre las pruebas físicas serán las mismas, pero se añadirán una serie de pruebas complementarias.

Se buscan unas capacidades superiores, ya que se entiende que los alumnos del Curso de Operaciones Especiales deben tenerlas para superar el curso”, resume un portavoz de la escuela.

Buceo, equilibrio, salto al agua...

Se trata de hacer pasar a los aspirantes por unos ejercicios en los que deberán mostrar cierto nivel en capacidades que luego tendrán que desarrollar a lo largo del curso y que son necesarias para conseguir la boina verde (al final del curso) y convertirse en militar de Operaciones Especiales.

Las pruebas complementarias son las siguientes:

-- Prueba de suficiencia acuática (buceo).

-- Prueba de equilibrio (para que no tengan miedo a lanzarse en paracaídas, por ejemplo).

-- Prueba de espacio confinado.

-- Prueba de salto al agua.

-- Prueba topográfica (para orientarse a campo abierto).

-- Prueba de Armamento y tiro, con pistola y con fusil.

Además, habrá un reconocimiento médico específico y unas pruebas psicológicas, que se suman a las pruebas físicas que ya se hacían: flexiones, carrera de 8 kilómetros, recorrido por zona de montaña...

Cambios en los alumnos de primera prioridad

Estos cambios obedecen a las conclusiones de un grupo de trabajo de la Escuela Militar de Montaña y de Operaciones Especiales, que ha tratado de buscar formas de garantizar que a este curso para llegar a las unidades de élite de las Fuerzas Armadas accedan los mejores, los militares con las condiciones óptimas.

Otra novedad en la convocatoria del próximo curso afecta a los militares que cuentan con la llamada “primera prioridad” para acceder.

Hasta ahora quienes lo tenían más fácil para entrar en el Curso de Operaciones Especiales eran los últimos egresados, es decir, los recién salidos de las academias militares (en torno a junio de ese mismo año).

Desde el próximo curso, es decir, desde el proceso de selección de este próximo mes de septiembre, podrán optar al Curso de Operaciones en primera prioridad los efectivos de las tres últimas promociones de las academias, tanto de oficiales como de suboficiales.

“De esta forma la selección se realiza entre más aspirantes”, señalan en la escuela, “y si alguno no logra entrar a la primera, por una lesión por ejemplo, se puede presentar a la convocatoria del año siguiente en igualdad de condiciones”.

Y es que “el objetivo es coger a los mejores” de entre los nuevos miembros de las Fuerzas Armadas, para formarlos en topografía, tiro y explosivos, paracaidismo, combate en agua y buceo militar, supervivencia y evasión, operaciones aeromóviles, combate urbano y ejecución de operaciones tácticas.

 

Hay que señalar que la selección ya era bastante exigente: al Curso de Operaciones Especiales 2019/2020 se presentaron 105, y sólo lograron acceder 48. De esos 48, además, al mes de marzo habían llegado unos 30. La dureza de las pruebas y de la formación lleva a algunos militares a abandonar.

Tres unidades de operaciones especiales

Las Fuerzas Armadas cuentan con una unidad de operaciones especiales en cada ejército: el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada, y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (Ezapac) del Ejército del Aire. Las tres se coordinan a través del Mando Conjunto de Operaciones Especiales, dependiente del Estado Mayor de la Defensa.

Por la escuela de Jaca pasan oficiales y suboficiales de Tierra, Armada y Aire para formarse en Operaciones Especiales. El curso tiene también fases en la base naval de Cartagena (buceo) y en la Escuela Militar de Paracaidismo de Alcantarilla (también en Murcia).

El curso de 2019/2020 se tuvo que interrumpir por la epidemia de coronavirus, pero se retomó este lunes 15 de junio para poder completar las semanas que quedaban de formación.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/defensa/defensa-endurece-pruebas-convertirse-boina-verde/20200616173205146806.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97