Imprimir

La desastrada vida del narco Sito Miñanco en su nueva cárcel de Madrid

Confidencial Digital | 21 de noviembre de 2020

Cárcel de Estremera.
Cárcel de Estremera.

Con un look de “abandono” y bastante bajo de moral se encuentra en la cárcel uno de los narcotraficantes más famosos de la historia de España, que ha cumplido ya 65 años: José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco

Hace algo más de un mes, fue trasladado a la cárcel de Estremera, en Madrid, donde convive en el módulo 12 con otros internos reincidentes. No es uno de los ‘líderes’ visibles del centro penitenciario, pero según fuentes internas, es uno de los reclusos más respetados

Todos sabían quién era y, si no lo sabían, ya se encargaban los demás de contárselo. Así, se extendió como la pólvora entre los internos que Sito Miñanco iba a llegar a la prisión de Estremera el 28 de septiembre.

Fue trasladado desde la cárcel de Zuera, Zaragoza donde cumplía en el régimen provisional en el que se encuentra desde marzo de 2018. No se han dado detalles del motivo de este cambio, pero fuentes penitenciarias lo achacan a que este tipo de presos singulares no permanecen tiempos prolongados en el mismo sitio para que no haya riesgo de fuga o de sobornos.

Visiblemente deteriorado 

Según las personas que le han visto en Estremera, el conocido narcotraficante se encuentra en un estado de “dejadez” que hasta ha llamado la atención de los trabajadores del centro.

“Ha abandonado la higiene y la vestimenta”, indican a Confidencial Digital fuentes internas. Se ha dejado crecer mucho el pelo y transita por las zonas comunes con melena y en chándal viejo. 

No es un líder

Las idas y venidas de una cárcel a otra parecen haberle afectado, y su actitud, según estas fuentes, es de abatimiento.

No es uno de los ‘kie’ del módulo, como se llama a los internos que llevan la voz cantante. El liderazgo que demostró gestionando bandas de narcotráfico no parece tener ningún interés en ponerlo en práctica entre las paredes de Estremera. 

“Su voluntad es pasar desapercibido”, indican. Otros presos condenados por este tipo de delito suelen mostrarse altivos en la cárcel, y tratan de formar grupos de influencia a su alrededor. No es el caso de Miñanco que prefiere ser discreto, aunque estas fuentes reconocen que es un preso con mucho “prestigio”.  

Le respetan porque saben quién es

Es un hombre educado, correcto y “no es conflictivo”, explican las fuentes citadas. Se lleva bien con el resto, que le respetan, pero no es de los internos más sociables de la cárcel. “Saben quién es y la trascendencia que ha tenido”. 

Tampoco recibe muchas visitas. Las fuentes indican a ECD que su pareja es la única que ha acudido hasta el momento a verle a través de los locutorios. 

Trató de salir por el Covid-19

Miñanco se encuentra en prisión provisional a la espera de que la Audiencia Nacional señale el juicio. Durante el confinamiento, trató de eludir la cárcel con el argumento de que es persona de riesgo, pero sin éxito. La magistrada María Tardón denegó la libertad provisional, por considerar que prevalecía el riesgo de fuga aun estando en estado de alarma por la pandemia. 

También lo intentó, por cierto, el ex comisario José Manuel Villarejo, que ahora se encuentra en esa misma prisión, aunque no comparten espacio. Villarejo se halla en el módulo 10, uno especial para ex policías, a los que se mantiene separados para garantizar en lo posible su seguridad .

Algunos funcionarios penitenciarios bromean con el alivio de que esos dos personajes no estén juntos, porque -comentan- “harían muchos negocios”

Cambio de abogados 

Después de haber pasado ya media vida entre rejas, Sito Miñanco se enfrenta a una nueva condena que puede conducir a que le llegue la jubilación siendo inquilino de un centro penitenciario. 

El narcotraficante ha cambiado recientemente de abogado, después de que el letrado Gonzalo Boye, que le defendía hasta entonces, haya sido investigado por blanquear dinero. 

En octubre del pasado año, la jueza de la Audiencia Nacional ordenó registrar el domicilio del despacho de Gonzalo Boye porque los investigadores sospechaban que el abogado había diseñado un plan para recuperar 889.000 euros intervenidos a la organización del narco Sito Miñanco en el aeropuerto de Barajas. 

La policía halló en su domicilio un ‘pendrive’ de color gris en cuyo interior había una carpeta llamada ‘Blanqueo de capitales’.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/Judicial/desastrada-vida-sito-minanco-nueva-carcel-madrid/20201120113741187755.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97