Imprimir

La digitalización de la economía y el trading con criptovalutas

Confidencial Digital | 15 de abril de 2019

Digitalización de la economía
Digitalización de la economía

Si bien la digitalización de la economía es un fenómeno global, ha tenido un impacto bastante grande en España, transformando tanto los mercados cambiarios como los comportamientos de los ciudadanos que encuentran nuevas opciones para invertir. En este caso, ha sido un gran factor en cuanto a impulso económico refiere ya que según estudios en pocos años se convirtió en el 30% del crecimiento total del país y se consolidó como una de las partes que mayores aportes a la riqueza puede generar, creando nuevos puestos de empleo para los españoles y llevando al PBI a su mayor potencial en varios años.

Con la aparición de las criptomonedas, también hubo un punto de inflexión en el trading, es decir, los mercados de valores que hasta el momento se manejaban sobre el dinero internacional físico y no el digital. Los profesionales de esta industria, que hasta el momento se dedicaban a analizar y encontrar oportunidades en la bolsa global, tuvieron que adaptarse a que la digitalización de las finanzas también llegaría a ellos. Para quienes supieron aprovechar esa nueva ventana de inversión con criptomonedas como el Bitcoin, la apuesta terminó siendo más que rentable.

Es imposible no nombrar al Bitcoin cuando hablamos de la digitalización de la financia ya que no sólo fue la criptomoneda de mayor crecimiento sino la responsable de dar a conocer esta nueva forma de intercambio en todo el mundo. Tras su mayor despegue, en 2017 la cadena decidió dividirla en dos para alcanzar nuevas audiencias y definió la creación tanto de bitcoin como de Bitcoin cash, haciendo notorias sus diferencias, utilidades y a quiénes podía servirle más una opción que otra.

El Bitcoin cash se puede operar tambien con los CFD y es es, al igual que Bitcoin, una moneda virtual que funciona para pagos electrónicos entre pares y cuenta con una tecnología basada en blockchain lo suficientemente fuerte y segura para permitir intercambios entre individuos con confianza pero sin depender de entidades financieras. Al eliminar de la ecuación a estas terceras partes que usualmente tienen una comisión propia, logró que cada transacción pueda prescindir de un costo extra para ser realizada entre los usuarios y con ese valor agregado, comenzó a ser cada vez más atractiva.

A medida que la demanda de Bitcoins fue creciendo y los bloques de su tecnología que los posicionaron en el mercado cambiario fueron llenándose cada vez más rápido, un cambio de software fue necesario. Si bien el Bitcoin Cash no se regula al igual que los tradings cambiarios tradicionales, sí sufre modificaciones en su valor como cualquier regulación de mercado, en base a la oferta, demanda y sobre todo, confianza que otras entidades empiecen a depositar en él. Para los mineros de la criptomoneda, al ser más alcanzable que los bloques de bitcoin normales, también se volvió una actividad mucho más lucrativa y eso disparó su precio.

Sin embargo y más allá de que las criptomonedas puedan parecer lejanas para los consumidores, cada vez más personas buscan comenzar a operar digitalmente a conciencia de que este es el futuro del dinero. Para operar satisfactoriamente con ellas, es necesaria un poco de investigación sobre el tema y la gestión del riesgo que cualquier nueva inversión trae, familiarizarse con softwares como MetaTrader Supreme Edition para MT4/MT5 para comenzar a operar con seguridad y convertirse en uno más de los españoles que hoy eligen apostar al futuro del mercado digital para seguir haciendo crecer su economía.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/negocio/digitalizacion-economia-trading-criptovalutas/20190409164057124013.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97