Imprimir

La Guardia Civil comienza la reestructuración territorial: nombra tenientes en lugar de sargentos en tres unidades especializadas

Confidencial Digital | 15 de julio de 2019

Academia de Oficiales de la Guardia Civil.
Academia de Oficiales de la Guardia Civil.

La reorganización del despliegue territorial de la Guardia Civil avanza poco a poco y ya está dando los primeros pasos prácticos, tras los estudios teóricos realizados por la Dirección General. Los cambios han comenzado por algunas unidades, que ya se preparan para concentrar mayor número de efectivos, por lo cual se está nombrado a guardias civiles de mayor graduación al frente de las mismas.

Así lo cuentan a Confidencial Digital fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), al tanto de este proceso, que arrancó hace unos años con los trabajos de estudios y elaboración de un informe que planteaba una serie de ajustes en la estructura del cuerpo, y que implicarían concentrar los agentes en cuarteles más grandes para poder prestar mejor servicio, aunque, como consecuencia, se cerraran puestos pequeños que son poco operativos.

Resistencia de ayuntamiento pequeños

Este plan fue tomando cuerpo durante la etapa del Gobierno de Mariano Rajoy, con Juan Ignacio Zoido como ministro del Interior y Arsenio Fernández de Mesa como director general de la Guardia Civil.

En junio de 2018, el Gobierno de España cambió de color por la moción de censura, el PSOE de Pedro Sánchez sucedió al PP, pero Fernando Grande-Marlaska, al poco de tomar las riendas del Ministerio del Interior, confirmó a las asociaciones de guardias civiles que asumía como propio ese proyecto, por lo que seguiría adelante.

La idea era empezar reactivarlo una vez pasaran las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, con el fin de contar con el mapa completo de alcaldes para los próximos cuatro años. Hay que tener en cuenta que la reestructuración provoca notables resistencias por parte de ayuntamientos de pueblos pequeños, que tratan de evitar que se cierre el puesto de su municipio.

Interior se interesa por el informe

Según cuentan a ECD fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, en una reunión reciente con la Dirección General les trasladaron que el Mando de Personal está trabajando en avanzar hacia la reestructuración. El Ministerio del Interior se ha interesado por el informe elaborado por la Dirección General de la Guardia Civil, que va puliendo un estudio que estaba prácticamente listo.

Pero, mientras se ultima ese informe, ya se están tomando decisiones prácticas. Desde AUGC explican que, para prepararlas de cara a una reestructuración que implique concentrar unidades repartidas en una misma provincia, en alguna unidades los mandos están situando a tenientes, en lugar de sargentos y brigadas; es decir, sustituyen a suboficiales por oficiales, ante la previsión de que tengan que mandar secciones de mayor tamaño.

Los cambios empiezan en tres unidades

Las unidades en las que se están realizando cambios, en una primera fase de este plan, son tres:

-- Las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC), constituidas en las cabeceras de comandancia, que sirven como grupo de respuesta rápida en toda la provincia ante incidentes relacionados con la seguridad ciudadana, y que tienen por debajo las Unidades de Seguridad Ciudadana de Compañía (USECICO).

-- Las Unidades Centrales Operativas de Servicio, que reciben y gestionan las denuncias y llamadas de cada comandancia.

-- Las Intervenciones de Armas, que existen tanto a nivel de comandancia (provincial) como a nivel de compañía, que agrupa varios municipios.

Mayor capacidad de respuesta

Como ya se contó en estas páginas, la idea de fondo del plan de reestructuración es conseguir cuarteles y unidades con más efectivos, de forman que ofrezcan mayor capacidad de actuar que la que tiene actualmente unidades pequeñas, que, con cuatro, cinco, seis agentes, ven muy limitada su actividad ante la obligación de atender determinadas tareas burocráticas y de vigilancia estática.

Actualmente estas unidades tiene al mando un suboficial, ya fuera un sargento o un brigada. Ante la previsión de que pronto pasen a ser unidades con mayor plantilla, por absorber o fusionarse con otras iguales de la zona, la normativa interna de la Guardia Civil obliga a colocar al mando a alguien de graduación superior: un teniente, que ya pertenece a la Escala de Oficiales.

Adaptación progresiva

“Por Catálogo de Puestos de Trabajo, para mandar un mayor número de efectivos y por lo tanto asumir mayor responsabilidad, debe estar al mando alguien de empleo superior”, explican las fuentes consultadas por ECD. Situar un teniente al frente implica además cambiar el organigrama por debajo de ese puesto: supone nombrar dos suboficiales, cuatro cabos... dependientes del teniente.

De esta forma, las tres unidades mencionadas se están adaptando progresivamente por toda España para los cambios más profundos que se llevarán a cabo en la estructura territorial de la Guardia Civil, de acuerdo con el plan redactado por la Dirección General.

Un nuevo Catálogo de Puestos de Trabajo

Según explicaron responsables de la Dirección General en una reunión reciente, estos cambios en las USECIC, las Intervenciones de Armas y las Unidades Centrales Operativas de Servicio se extenderán próximamente a otras unidades y a otras especialidades.

Además, el Mando de Personal de la Guardia Civil está elaborando un nuevo Catálogo de Puestos de Trabajo que encaje en la nueva estructura territorial del cuerpo que se está planeando, lo que supondrá una redefinición de funciones y cometidos de los diferentes empleos y escalas.

Todos estos preparativos apuntan a que, cuando se forme Gobierno, y el ministro del Interior (Grande-Marlaska, o quien le sustituya si se diera el caso) deje de estar en funciones, el plan de la Dirección General de la Guardia Civil se empezará a aplicar ya de forma más amplia.

Objetivo: cambiar una estructura del siglo XIX

La idea de reestructurar el despliegue territorial de la Guardia Civil se ha abordado tras quejas e informes de agentes y mandos.

La Guardia Civil se encuentra muy dispersa en todo el territorio nacional, a través de casas cuartel y puestos en la España rural, según un esquema que, a juicio de algunos agentes, permanece casi inalterado desde la fundación del Instituto Armado, en el siglo XIX.

Esa distribución provoca problemas de eficacia. La existencia de puestos pequeños, muchas veces en pueblos de escasa población, con cuatro o cinco agentes, no es operativa, ya que las tareas burocráticas (atender denuncias por teléfono) y de protección del propio puesto provocan que muchos de estos destacamentos no pueden sacar patrullas a vigilar la zona que tienen asignada.

Por ese motivo, el plan de la Dirección General pasa por concentrar puestos, cerrar los menos operativos, y habilitar cuarteles con más plantilla desde los que poder atender mejor zonas más amplias, habida cuenta de que -a juicio de los agentes y de los mandos- la seguridad no la proporciona tanto la presencia física en sí, de un puesto en el pueblo, cuanto la capacidad de tener más agentes realmente dedicados a patrullar y a prestar servicio fuera de las paredes de los puestos y cuarteles.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/guardia-civil-comienza-reestructuracion-territorial-nombra-tenientes-lugar-sargentos-unidades-especializadas/20190711231744128175.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97