Imprimir

¿Hace falta un Erasmus Hispanoamericano?

Confidencial Digital | 09 de febrero de 2019

Estudiantes.
Estudiantes.

El programa Erasmus, acrónimo de European Region Action Scheme for the Mobility of University Students (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios, su nombre original en inglés), nació en 1987 para facilitar la movilidad académica tanto de estudiantes como de profesores universitarios dentro de los Estados miembros del Espacio Económico Europeo. Apadrinaron el movimiento de intercambio estudiantil, entre otros, el entonces presidente de la República Francesa, François Mitterrand; y del Gobierno de España, Felipe González.

El programa se integró en 1995 en el plan Sócrates, que en 2000 fue rebautizado como el plan Sócrates II. En 2007, Sócrates II entró en su tercera fase, denominada LLP (acrónimo de ‘Lifelong Learning Programme’) hasta 2014, año en que el programa cambió de nombre al actual, Erasmus+.

El éxito del plan Erasmus en la colaboración entre universidades hizo que se empezase a planear programas de estudios universitarios similares, en esta ocasión, dirigidos a América.

El programa Ortensius, pionero del Erasmus latinoamericano

En España, una de las universidades que quiso aprovechar la oportunidad de establecer un programa de estudios con Iberoamérica fue la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). En 2011, el centro estableció su programa Ortelius. El nuevo plan de estudios, buscaba que los estudiantes pudiesen ampliar su formación en universidades de Latinoamérica y Asia. La UAB fue pionera en ofrecer intercambios en China y Corea del Sur.

Años después, la Comisión Europea creó en 2014 la acción clave KA107, que permite la movilidad de los estudiantes fuera de Europa. Universidades como la Universidad Complutense de Madrid o la propia UAB firmaron convenios con universidades latinoamericanas para ir a México, Argentina o Chile, los destinos más solicitados por los estudiantes.

El intercambio de estudiantes a Iberoamérica y Asia experimentó un impulso en 2017, año en que se estableció la Unión Iberoamericana de Universidades (UIU). La Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Barcelona, Universidad de Sao Paulo (Brasil), Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de Buenos Aires (Argentina) fueron los centros adscritos a este plan.

Cada vez más universidades incluyen destinos iberoamericanos donde los estudiantes puedan realizar una estancia en el extranjero, con un abanico de países que van desde Argentina, Chile o Brasil, hasta Costa Rica, República Dominicana o Paraguay.

Falta de demanda

Sin embargo, a pesar de la amplia oferta de destinos latinoamericanos donde seguir estudiando, muchos planes de intercambio, como el Ortensius, desaparecieron por falta de demanda.

Según el vicerrector de Relaciones Internacionales de la UAB, Màrius Martínez, Iberoamérica “no es una región prioritaria” de intercambio estudiantil. En el curso 2016/2017, la Universidad Autónoma de Barcelona otorgó 225 becas. Según Martínez, el 38% de ellas fueron a destinos latinoamericanos.

La Jefa de la Sección de Convenios y Becas de la Universidad Complutense de Madrid, María José Serna, opina de distinta manera. “La oferta es reducida”, ha dicho. Serna aboga por que “en el futuro” se realice una “propuesta de ampliación de países y universidades latinoamericanas”, que dé cauce a un “interés y demanda” que, aunque menor, existe entre los estudiantes.

La directora de Servicio de Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra, Ana Delgado, comparte la idea de que, si las condiciones de las becas fuesen mejores, “sería de gran ayuda a la movilidad, y es posible que aumentara un poco la demanda”, ha dicho.

Lazos “históricos y lingüísticos”

El vicerrector de Relaciones Internacionales de la UAB también cree que un impulso de la oferta podría cambiar las tornas, y no descarta que un programa de intercambio centrado en Iberoamérica, haría el continente “muy atractivo” para los estudiantes, por “los lazos históricos y sobre todo lingüísticos”.

Fuentes del mismo centro explican que “hay proyectos en marcha”, y de la posibilidad de aumentar la oferta “se ha hablado”, aunque reiteran la necesidad de que se establezcan para ello “becas más fuertes” ya que se trata de un viaje “más caro” en comparación con los destinos europeos.

Mientras mejoran las ofertas de destinos en Iberoamérica, Delgado ha invitado a las universidades a “considerar el continente asiático”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/te_lo_aclaro/hace-falta-erasmus-hispanoamericano/20190208161432121508.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97