Imprimir

Interioristas y decoradores, ¿por qué contratarlos?

Confidencial Digital | 05 de marzo de 2019

Estudio de Interiorismo Laura Yerpes
Estudio de Interiorismo Laura Yerpes

Pasamos en nuestra casa gran parte del día, es nuestro refugio y hogar y, en ocasiones, llega el momento idóneo para reformarla. Por fin tenemos la oportunidad de transformar nuestra vivienda y darle ese toque personal a la decoración que hará que disfrutemos mucho más de nuestro espacio. Ante semejante reto la idea es inevitable: ¿contrato a un interiorista o no?

Para responder a esta pregunta nos reunimos con una de las profesionales de la decoración y el interiorismo más reconocidas. Laura Yerpes -interiorista y directora de su propio estudio con más de 12 años de experiencia a sus espaldas- lo tiene claro: “el desconocimiento de la profesión hace que mucha gente inicie el sueño de reformar su casa y que éste se transforme, desgraciadamente, en una auténtica pesadilla donde los gastos y los plazos se disparan sin control.”

“Si para cualquier otro aspecto de nuestra vida contratamos a profesionales que nos asesoran –señala Laura Yerpes-, ¿por qué hay gente que prefiere no contar con un profesional del interiorismo cuando pretende invertir una cantidad importante de dinero en la reforma de su casa y, además, vivirá en ella el resto de su vida? Es, quizás, uno de los proyectos más importantes que asume una familia y que más va a afectar o beneficiar a sus vidas y para acometerlo es mejor rodearse de profesionales que ya hayan desarrollado proyectos de estas características. Su experiencia y profesionalidad nos ahorrará tiempo, dinero y disgustos.”Estudio de Interiorismo Laura Yerpes

Contratar a un interiorista, ¿es realmente necesario?

Muchas personas sienten que no es necesario contar con los servicios de este tipo de profesionales. Quizás sea por puro desconocimiento por la labor que desempeñan o la creencia errónea de unos honorarios desorbitados, pero lo cierto es que muchas personas que inician una reforma en casa lo hacen por su cuenta y riesgo y, al final, el hecho de no contar con los servicios de un solvente profesional de la decoración y el interiorismo sale caro. Muy caro.

En la mayoría de los casos, al realizar una reforma, una rehabilitación integral o cualquier proyecto de interiorismo de cierta envergadura, compensa y mucho: ahorro en materiales, seguimiento exhaustivo de la obra, control de plazos, de proveedores y acabados, control del presupuesto… Contratar a un profesional de la decoración y el interiorismo puede hacer que cualquier proyecto reduzca sus gastos. Si tenemos en cuenta, además, que el tiempo –el nuestro en este caso- también es dinero, el ahorro puede suponer un valor añadido a la contratación de los servicios de un interiorista.

En general hay una idea confusa de la labor que desarrolla un arquitecto de interiores: parece que es esa persona que se dedica a decirnos ‘qué cortinas combinan con qué alfombra y qué firma de muebles italiana está de moda’. Nada más lejos de la realidad como nos señala Laura Yerpes porque un interiorista “puede sacarle un partido a nuestra vivienda y a nuestro presupuesto como nunca antes habíamos imaginado. Si además, contamos con que pasamos gran parte de nuestra vida en casa y que será un bien duradero que disfrutaremos durante años cabe hacerse una pregunta: ¿por qué nos gastamos dinero en dispositivos electrónicos de última generación que quedarán obsoletos en menos de dos años pero no queremos tomarnos en serio la reforma de nuestra casa que disfrutaremos de por vida?”.

Interioristas y diseñadores de interiores: experiencia y profesionalidad

Un interiorista sabe de tendencias, eso es cierto. Sabe de materiales, de firmas de diseño y de un sinfín de detalles que, como un buen director de orquesta, pone a nuestro alcance para desarrollar un proyecto redondo que se ajuste a nuestro espacio y, sobre todo, a nuestro bolsillo. “Un profesional de la arquitectura de interiores sabe que un proyecto necesita enamorar por su diseño, ser útil y confortable”, tal y como destaca Laura Yerpes, “un proyecto de interiorismo perfecto ha de sacar el máximo partido a las variables en juego –gustos, necesidades, espacio y presupuesto- y optimizarlas al máximo para que los dueños de la vivienda se sientan como en casa nada más cruzar la puerta.”Estudio de Interiorismo Laura Yerpes

El estudio de la distribución de los espacios, los materiales más duraderos y resistentes al paso del tiempo, la iluminación más idónea para crear espacios acogedores, amplios y con carácter… todos ellos son aspectos difíciles de definir y concretar para la mayoría de las personas que no se dedican profesionalmente a la decoración pero fáciles de desentrañar para un interiorista de solvencia y años de experiencia a sus espaldas como es el caso de Laura Yerpes.

Un interiorista como el equipo de profesionales con el que cuenta el estudio de Laura Yerpes desarrolla la reforma de viviendas y grandes proyectos comerciales de principio a fin: “estamos pendientes de todos los detalles. Para nosotras –señala Yerpes- que alguien deje el proyecto de la casa de sus sueños en nuestras manos es un privilegio y una responsabilidad en la que ponemos mil ojos, toda nuestra experiencia y nuestro esmero. Los proyectos de decoración y reformas son como un gran buque con cientos de camarotes de los que hay que estar pendiente. Es una tarea extenuante y muy motivadora que, con los años de experiencia, sabemos llevar siempre a buen puerto”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/tendencias/interioristas-decoradores-contratarlos/20190304152016122542.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97