Imprimir

El juez se quedó sin comer después de imputar a Aguirre y Cifuentes

Confidencial Digital | 04 de septiembre de 2019

Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre.
Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre.

La semana pasada, el juez Manuel García-Castellón ya había decidido imputar a Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, pero no lo había hecho público. Redactó el auto a lo largo de esos días y lo notificó a las partes el lunes.

La noticia llegó a los medios de comunicación a mediodía, en torno a las cuatro de la tarde. García-Castellón había estado trabajando en el auto desde primera hora de la mañana y de hecho, casi se olvida de comer por darle el último repaso. Cuando ultimaba los detalles finales, decidió hacer una relectura del mismo para asegurarse de que todo estaba correcto. Cuanto terminó y miró el reloj, se percató de que ya eran las 15:30. Tan enfrascado estaba que ni siquiera se había dado cuenta de la hora del almuerzo. Lo primero que hizo en cuanto firmó el auto y lo remitió a las partes, en medio de un gran alboroto y lío mediático, fue ir a tomar algo. Pero nada de mesa y mantel: fue a una cafetería a por un bocadillo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/el_chau-chau/juez-quedo-comer-despues-imputar-aguirre-cifuentes/20190903184753130439.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97