Imprimir

Pablo Casado logra detener la sangría y salva al PP de una debacle: conquista y retiene Madrid

Confidencial Digital | 27 de mayo de 2019

Pio García-Escudero, Almeida, Dolors Montserrat, Casado, Ayuso y García-Egea.
Pio García-Escudero, Almeida, Dolors Montserrat, Casado, Ayuso y García-Egea.

El PSOE ha logrado su objetivo principal en las elecciones del 26-M: ha sido el partido más votado en las europeas, municipales y autonómicas. Sustentado por una campaña de perfil bajo, dirigida no tanto a realizar grandes anuncios como a evitar errores y lograr la mayor movilización posible, ha conseguido ganar las elecciones en todos sus frentes.

Por si esto fuera poco, los socialistas han aprovechado el empuje del pasado 28-A, evitar el agotamiento de sus votantes y trasladar a municipios y regiones el mensaje del voto útil hacia el partido hegemónico en España. Sin embargo, esto ha sido insuficiente para alcanzar una de las aspiraciones clave de Pedro Sánchez: arrebatar a la derecha el gobierno de la Comunidad de Madrid tras 24 años de dominio hegemónico del PP. No ha sido así. Pero se impone en Aragón, La Rioja, Baleares y Asturias. Y logra la mayoría absoluta en Castilla La Mancha y en Extremadura.

La cifra de participación, cercana al 65%, confirma esa desmovilización que algunos analistas apuntaban respecto a lo sucedido hace cuatro semanas. El esfuerzo de los votantes ha sido considerable. Los españoles estaban convocados de nuevo este domingo a introducir tres papeletas en tres urnas para votar los gobiernos municipales, autonómicos --menos en Galicia, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía- y para el Parlamento Europeo. En las Islas Baleares se ha introducido una cuarta papeleta para los consellers insulares. Y en las Islas Canarias se ha votado europeas, ayuntamiento, Cabildo y un Parlamento local dividido en dos: lista insular y lista regional.

Pablo Casado se salva de la quema

El PP ha vuelto a demostrar grandes síntomas de debilidad en estas elecciones locales pero ha logrado su principal aspiración: detener la sangría del 28-A y alcanzar algunas ‘victorias’ significativas. Lo suficiente como para permitir a su líder, Pablo Casado, mantener ciertas esperanzas de evitar ese golpe de estado interno del que se hablaba internamente si no lograba alguna conquista relevante. Lo ha logrado en la capital de Madrid, al sumar en Castilla y León y Murcia..

Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida han logrado (por poco) los apoyos suficientes para mantenerse al frente de este bloque integrado por PP, Ciudadanos y Vox, que suman una mayoría de derechas en la Comunidad de Madrid y en la reconquista de la ciudad de Madrid. El bloque de la izquierda no ha logrado, como decimos, arrebatar el poder a la derecha después de 24 años de hegemonía de los populares. Ni mantener la alcaldía con Carmena. El candidato socialista Pepu Hernández ha pinchado (un concejal menos que Antonio Miguel Carmona). Era una apuesta personal de Pedro Sánchez y se ve superado por Ciudadanos hasta quedar en cuarto lugar en la capital.

Sin embargo, los datos confirman la adversa deriva que el PP comenzó en las elecciones de 2015 con una pérdida constante de poder municipal. Hace cuatro años el partido que lideraba Mariano Rajoy cedió en ciudades históricas tan importantes como Madrid, Valencia y Sevilla. Ahora, el desplome se ha acentuado. En Madrid ha pasado de 21 concejales a tener 15. Batacazo extensible a Sevilla (donde pasa de 12 a 8), Valencia (de 10 a 8), en La Coruña (de 10 a 9, aunque aquí logra ser el partido con más votos) y Barcelona (de tres a dos).

Pese a todo, Casado podrá explicar este lunes en el Comité Ejecutivo Nacional que el PP ha tocado suelo y comienza la remontada. Tiene ahora cuatro años por delante para reconstruir el partido, recomponer la moral de la militancia, recuperar votantes y poner las bases del asalto a La Moncloa en 2023.

Ciudadanos no logra el sorpasso

Ciudadanos ha vuelto a protagonizar un amargo ascenso en votos, ediles, concejales y eurodiputados. Su gran crecimiento, consumado prácticamente en toda España, no ha ido acompañado del gran objetivo que perseguía la formación en estos comicios: lograr el adelantamiento al PP.

Eso sí. La formación naranja tiene ahora en su mano la llave de plazas tan importantes como Madrid, Murcia, Castilla y León, Aragón, la ciudad de Málaga...

Podemos se la pega

Podemos sale gravemente 'tocado' de estas elecciones locales y europeas. Ha constatado que la caída visualizada en las generales ha tenido su continuidad este domingo. De hecho, el único alcalde del cambio que ha resistido ha sido Kichi en Cádiz. Un líder abiertamente crítico con Pablo Iglesias, que le llevó a registrar su propia marca: Adelante Andalucía.

Pero en Valencia, Podemos no ha obtenido ni representación. Ni tampoco en Castilla La Mancha y en Cantabria: en estas dos plazas pasa de 3 a ningún concejal. En Castilla y León pasa de 10 a 1 representante. En Aragón, de 14 a 5. En Baleares, de 10 a 6.

Por otro lado, Iñigo Errejón ha logrado una sustancial ventaja en la particular batalla por Madrid. Este comportamiento de Podemos coloca a Pablo Iglesias en una débil posición negociadora frente a Pedro Sánchez. Podemos no va a ser clave para sumar.

Vox sí pero no

El partido que lidera Santiago Abascal tenía en estos comicios su particular reválida en una segunda vuelta. Debía confirmar si la irrupción del quinto partido de ámbito nacional en el Congreso de los Diputados lo hacía en las instituciones europeas, regionales y locales. Sí pero no.

El 26-M parece confirmar que Vox tocó techo en las generales de hace cuatro semanas, donde logró el 10,26% de los votos y 24 escaños. Va a ser decisivo para la formación de gobiernos junto al PP y Ciudadanos, por ejemplo en Madrid. Pero el entusiasmo de los votantes parece haber menguado en beneficio del PP tras el desengaño de las generales por las grandes expectativas generadas entonces.

La batalla por algunas plazas clave

1. Madrid capital. Este 26-M no ha confirmado lo sucedido en las generales. Hace cuatro semanas la derecha consiguió en la capital el 54% de los votos. Ahora ha logrado 50,88%. Carmena ha demostrado ser esa “favorita débil”, como fue definida por algún analista demoscópico: ha logrado sólo 19 escaños (21 escaños le pronosticaban las encuestas) pero la suma de PP, Ciudadanos y Vox (por ese orden) permitirá a la derecha recuperar el Ayuntamiento que perdió hace cuatro años.

Los expertos habían detectado más indecisos en la derecha. Finalmente, la jornada electoral ha confirmado que esas dudas no siempre se traducen en abstención sino que terminan inclinando la balanza hacia donde no apuntaban los sondeos. Pepu Hernández ha obtenido un 13,78% de los votos y 8 escaños: decepcionante e insuficiente para entrar como teniente de alcalde en un gobierno de Carmena. La izquierda ha pagado, como se pronosticaba, la división creciente: los votos de Madrid en Pie (el Podemos sin Errejón más IU) se han perdido al no haber alcanzado el 5% de apoyos.

Martínez Almeida logra con el 24,15% de los votos y 15 concejales situarse al frente del bloque de derechas, por encima de Begoña Villacís (19,11% y 11 concejales) y de Javier Ortega Smith (7,62% y 4 concejales).

2. Barcelona. Ada Colau ha cedido el primer puesto a ERC y esto es especialmente importante en la elecciones municipales donde quedar primero en plazas en las que no se puedan lograr acuerdos mayoritarios abre la puerta de la alcaldía a ese candidato. En este caso, Ernest Maragall ha obtenido el mayor número de apoyos (21,35% y 10 concejales). Pero Barcelona en Comú ha quedado muy cerca (20,71% y otros 10 concejales).

Hay que recordar que en 2015 Ada Colau sorprendió a los sondeos obteniendo cinco puntos más de los previstos y se hizo con la alcaldía.

El PSC ha obtenido 18,41% de los votos, 8 concejales. Y Manuel Vals, la gran apuesta de Ciudadanos, ha quedado en un terreno de nadie: 13,2% de los votos y 6 concejales.

3. Valencia. En la capital del Turia apunta ha estado de saltar la sorpresa. Casi no se consuma el giro a la izquierda detectado desde las generales. El 28-A PP, Cs y Vox sumaron un 49% de apoyos, más votos que PSOE, Podemos y Compromís: 47%. Los pronósticos hablaban de un 41% frente al 55% y la derecha se ha movilizado hasta lograr un empate técnico: 46,68% de la izquierda frente al 46,61 de las derechas. Al final, todo se ha decidido por un concejal, Compromis se ha impuesto al PSOE, Podemos se ha desplomado hasta no lograr representación (obtuvo un 4,17% de votos) y Joan Ribó se mantiene como alcalde.

4. Zaragoza. El PSOE ha ganado las elecciones a la alcaldía de Zaragoza, con el 27,66% de los votos (10 ediles). Sin embargo, los socialistas de Pilar Alegría tienen difícil formar gobierno. Si suma los apoyos de la Zaragoza en Comú (ZeC) del actual alcalde Pedro Santiesteve (9,96% y 3 ediles) y Podemos (2 ediles) se quedará a uno de la mayoría absoluta: 15. El PP ha sido la segunda fuerza (21,66% de votos y 8 concejales), Ciudadanos logra el 18% de votos y 6 concejales. Y Vox irrumpe en el Ayuntamiento con dos concejales. La derecha suma 16.

5. Bilbao. Continúa el apoyo mayoritario al PNV en Bilbao. El candidato nacionalista Juan María Aburto, actual alcalde, se ha quedado a un concejal de lograr la mayoría absoluta al pasar de los 13 concejales que tenía a 14. PSE queda en segundo lugar con 5 concejales, EH Bildu queda tercero con cuatro concejales y Elkarrekin Podemos cae al cuarto puesto al obtener 3. El PP cede un edil de los cuatro que logró en 2015

6. La Coruña. El PP de la exconselleira de la Xunta Beatriz Mato ha dado la sorpresa, al invertir las encuestas y conseguir un 30,34% de apoyos (9 ediles). La abogada Inés Rey que lidera el PSdeG-PSOE ha logrado el 30,02% de los votos (9 concejales, frente a los 6 que lograron en 2015). Y Marea Atlántica del actual alcalde, Xulio Ferreiro, se queda en 20% (6 concejales). El resto de ediles se reparten entre el Bloque Nacionalista Galego (BNG), con dos concejales, y Ciudadanos que entra por primera vez en el Ayuntamiento, con un edil.

7. Navarra. El ensayo político de las tres derechas (UPN, PP Ciudadanos –pero sin Vox- se han coaligado aquí para intentar arrebatar el poder a los nacionalistas) ha funcionado. La coalición Navarra Suma ha logrado su objetivo y gana estas elecciones pero habrá que ver si logra desalojar del poder al cuatripartito integrado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

La debilidad de Podemos y la subida del PSOE han impedido la victoria de la coalición que lidera Uxue Barcos. Y el PSOE queda ahora como elemento decisivo y llave del gobierno. Los socialistas tendrán ahora que decidir a quién apoyan en la investidura. Podría incluso exigir el liderazgo, al quedar por encima de Geroa Bai en votos y escaños.

Clara victoria socialista en las Europeas

El PSOE ha vuelto a hacerlo. Cuatro semanas después, los socialistas han sumado a las generales la victoria en las europeas. Su triunfo, además, es contundente: ha alcanzado el 32% de los votos (uno de cada tres votos) y 20 escaños (frente a los 14 que ostentaba ahora) y casi dobla en las urnas al segundo partido.

En la batalla por el segundo puesto, el PP se ha impuesto a su principal rival, Ciudadanos, y logra, con cierta holgura, impedir el sorpasso de la formación naranja como ya ocurrió el 28-A. El PP consigue frenar así la espiral de negatividad y derrota en la que parecía sumido. Ha crecido en apoyos cuando los sondeos confirmaban una caída de hasta cinco puntos en el último mes.

Ciudadanos se ha quedado a mitad del camino. La candidatura encabezada por Luis Garicano ha estado muy cerca de obtener el mismo porcentaje de votos que en las generales –un 12%- y con ello ha logrado 7 escaños, por los dos que consiguió hace cinco años. Pero lejos de los 12 del PP. Hay que recordar, eso sí, que ahora suma a los representantes de UPyD.

Unidas Podemos confirma el desplome que anunciaban las encuestas, replicando lo sucedido en las generales. Pierde la mitad de los representantes que tenía en la Eurocámara: pasa de los 11 diputados que Podemos e Izquierda Unida sumaron en 2014 a los 6 de este domingo.

Vox se estrena en Bruselas. La formación que ha presentado como cabeza de lista a Jorge Buxadé entra con 3 escaños, gracias al voto del 6% del electorado. En las generales obtuvo el apoyo del 10,2% de los españoles que le permitió lograr 24 diputados en el Congreso.

Ahora Repúblicas, la marca bajo la que se presentan juntos ERC y EH Bildu logra tres escaños. El primero de ellos es para el preso preventivo Oriol Junqueras, juzgado estos días en el Tribunal Supremo por el 1-O. Junqueras ha declarado que dejará su acta de diputado (recién estrenada  y suspendida por la Mesa del Congreso) para aceptar la de Estrasburgo.

Junts per Catalunya, por su parte, logra el ansiado escaño para el prófugo Carles Puigdemont y uno más, como anunciaban algunos sondeos. Ahora hay que constatar si el fugado logra las acreditaciones necesarias para desplazarse a territorio nacional sin ser detenido.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/pablo-casado-logra-detener-sangria-salva-pp-debacle-conquista-retiene-madrid/20190527013750125635.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97