Imprimir

La otra cara de la polémica del cigarrilo electrónico

Confidencial Digital | 21 de octubre de 2019

Vapeo
Vapeo

El cigarrillo electrónico vuelve a ser polémica. Hace unas semanas, en Estados Unidos fue noticia el uso de vapeadores por la detección de 450 casos de pulmonía lipoidea, unido a la muerte de seis personas, consecuencias asociadas al uso de estos productos.

Todos los enfermos habían vapeado antes, pero la dispersión de los casos (registrados en casi 40 estados) y la distinta composición de los productos inhalados, hizo que la investigación se complicara enormemente.

Trump llegó a incluso a declarar la guerra a los vapeadores, pero sin pronunciarse sobre el tabaco, que es responsable de más de 8 millones de muertes al año en todo el mundo.

La polémica desatada por Trump con el cigarrillo electrónico tuvo rápida difusión en Europa y España es uno de los países donde más relevancia ha alcanzado. En parte, toda la polémica guarda también relación con la campaña publicitaria lanzada por el Ministerio de Sanidad en el que se afirma que todas las formas de tabaco: cigarrillo convencional, electrónico, pipa de agua o vaporizador te atan y te matan.

La lucha de los vapeadores

Esta campaña publicitaria ha desatado las críticas de los vapeadores. El presidente de la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores, Julio Ruades, declarado activista de esta forma de consumo y conocido en las redes como “El Mono Vapeador” señalaba en una entrevista en la Cadena Ser que la campaña impulsada por el ministerio es una acción de desinformación, pues afirman que el vapeo es una forma más de tabaquismo cuando no es tabaco.

En la entrevista, Ruades afirmaba que antes de llegar al vapeo, fumaba más de un paquete al día, llegó hasta estos dispositivos de forma accidental y que, incluso sin tener la intención de dejar de fumar, acabó dejando de tener la ansiedad por fumar, abandonando por completo el hábito. Finalmente, se pasó el vapeo solo para momentos ocasionales, y no como un reflejo necesario como el del tabaco.

Esta idea de que el vapeo puede ser la solución al tabaco la comparte también Josep Maria Ramon Torrell, jefe de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge. En declaraciones a la Cadena Ser, afirmaba lo siguiente.

“Hay que dejar claro que no todos los líquidos son malos para la salud, sólo los que se compran en el mercado ilegal, que son más baratos pero están contaminados con vitamina E que es una grasa que se adhiere al pulmón y no lo podemos eliminar”.

Los casos acaecidos en Estados Unidos se han producido por comprar líquidos para vapear que incluían vitamina E o sustancias relacionadas con el cannabis, en concrecto con el tetrahidrocannabinol (THC), uno de los componentes psicoactivos de la marihuana.

El doctor afirma también que hay estudios que dicen que se generan una serie de productos que pueden ser tóxicos, pero de una forma muy inferior al tabaco normal. Para este experto, el vapeo puede ser una solución al tabaquismo, ya que si el fumador no puede dejarlo de otra manera, tiene una alternativa al cigarrillo electrónico para desengancharse.

Para conocer más sobre la polémica sobre el cigarrillo electrónico, en esta lectura adicional se incluyen datos relevantes sobre la posición del responsable de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge de Barcelona.

Una opinión similar mantiene Fernando Fernández Bueno, cirujano oncológico en el Hospital Gómez Ulla y portavoz de la Plataforma para la Reducción del Daño por tabaquismo. Fernández Bueno insiste en que los consumidores en Estados Unidos introdujeron en sus cigarrillos electrónicos cannabis adquirido en el mercado negro, que además estaba adulterado y que no había pasado ningún control.

Las muertes en Estados Unidos no guardan relación con el vapeo

Toda la polémica desatada por las muertes en Estados Unidos tienen una cara B. El ministerio de Sanidad está comparando el vapeo con tabaco y no existe ningún líquido de vapeo que incluya tabaco, aunque sí nicotina en diferentes proporciones.

Las muertes en Estados Unidos no se han producido por vapear líquidos, sino que se han producido, todo apunta, por hacerlo con aceites comprados en el mercado negro y que además contenían como ingrediente la vitamina E, acetato de vitamina E, una grasa que se acumula en el organismo y genera dificultades para respirar.

El doctor Ramón aconseja, en caso de vapear, es importante comprar líquidos de forma controlada en tiendas de vapeo legales y apunta a que esta práctica puede ser una fórmula interesante para dejar de fumar.

El ministerio de sanidad del Reino Unido está planteando sustituir el tabaco tradicional por el cigarrillo electrónico como medida de reducción de daños del tabaquismo. En Francia el debate está también sobre la mesa, y en España, muchos especialistas en tabaquismo mantienen una postura similar.

Como argumentos a favor de esta postura está el del hecho de que el vapeo conserva el reflejo mano-boca, es decir, la necesidad psicológica y social de tener algo entre las manos, algo que no permiten los parches de nicotina o los chicles, por ejemplo.

Si la metadona funciona como mal menor frente a otros opiáceos más peligrosos, por qué no puede jugar el cigarrillo electrónico el mismo papel con el tabaquismo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/tendencias/polemica-cigarrilo-electronico/20191016121734132542.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97