Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

España tiene desplegados 20 carros y acorazados

Alerta a los Leopard españoles en Letonia por las maniobras de tanques rusos

Unidades blindadas estacionadas a poco más de 200 Km de las fuerzas de la OTAN realizan esta semana uno de los mayores ejercicios militares desde la Guerra Fría

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Gran expectación en la OTAN ante la inminencia de las maniobras rusas ‘Zapad 2017’, que se extienden a lo largo de la frontera occidental del país. La Alianza Atlántica ha reconocido estar “alerta” ante los movimientos militares próximos a los países bálticos, donde España mantiene desplegados 300 militares y cerca de 100 vehículos. Incluidos seis carros de combate Leopard.


Carro de combate Leopard realizando maniobras en Cerro Muriano. Carro de combate Leopard realizando maniobras en Cerro Muriano.

Es la primera vez que los Leopard 2E españoles actúan en una misión internacional. Y será la primera vez que estén tan cerca de un escenario de guerra, aunque sea simulado. La próxima semana, Rusia da el pistoletazo de salida a las maniobras ‘Zapad 2017’, que algunos analistas consideran unas de las de mayor envergadura desde tiempos de la  Guerra Fría.

Los 310 militares de la Brigada Extremadura XI, acompañados de los 6 Leopard 2E y 14 blindados Pizarro, están desplegados en la base de Adazi. A 30 kilómetros de Riga y a unos 200 de distancia de la frontera rusa-letona.

Según los planes rusos para las ‘Zapad 2017’, un número no determinado de carros de combate se emplazará en la zona fronteriza con Letonia durante las maniobras. A apenas unas horas de distancia de unidades de la OTAN. Estas unidades dependerán de las ordenes del Distrito Militar Oeste del la defensa rusa.

La preocupación internacional sobre estas maniobras ha ido creciendo en los últimos meses. Pese a que Rusia asegura oficialmente que tan sólo se movilizarán algo más de 10.000 efectivos, en ambientes de la OTAN se valora que pueden ser incluso diez veces más. El Kremlin ha invitado a la Alianza Atlántica como observador.

La clave de las preocupaciones reside en el interés estratégico de Rusia sobre Bielorrusia, un país cercano a la órbita de Moscú. Se teme que, como ocurrió en otras ocasiones como en Georgia o Crimea, parte de los militares desplegados para el entrenamiento acaben siendo movilizados para un conflicto real.

En medio de todo el revuelo, la OTAN ha advertido que vigilará pormenorizadamente el desarrollo de los acontecimientos. Principalmente porque de la Alianza depende la seguridad de las tres repúblicas Bálticas de Lituania, Estonia y Letonia.

Por ello, según ha admitido el propio secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, las unidades desplegadas en estos países están en “alerta” ante cualquier movimiento sospechoso. Según confiesan a ECD fuentes militares españolas, las tropas desplegadas en Adazi viven estos días “con cierta tensión dentro de la relativa normalidad. A la expectativa”.

 

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·