Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Armada rectifica: anulada la orden que reservaba a almirantes y capitanes de navío una calle de la piscina de Ferrol

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Armada ha modificado las normas de uso de la piscina de Ferrol, en la que una de las calles estaba reservada al uso de almirantes y capitanes de navío. A partir de ahora, podrán usar esta calle no sólo oficiales, sino todos los militares en servicio activo y en situación de reserva con destino.

El asunto viene coleando desde hace meses, cuando un sargento primero fue sancionado por nadar en esta calle y negarse a abandonarla ante la presencia de un oficial de la Armada. El tema llegó hasta el Congreso de los Diputados de manos del Bloque Nacionalista Gallego.

Fue entonces cuando el Ministerio de Defensa respondió a una pregunta parlamentaria asegurando que en esa calle de la piscina “no hay ningún privilegio”, simplemente que está “reservada a militares” (sin especificar el rango).

Pese a ello, la orden se mantuvo. El sargento sancionado, una vez cumplido el castigo, volvió a reincidir y eso le supuso una nueva sanción. Esta vez, por noventa días –que cumple actualmente-. El Confidencial Digital ya contaba en estas páginas que el sargento ‘reincidente’ confesaba que cuando se cumpliera su sanción “volveré a nadar en la calle 1”.

Sin embargo, según ha podido saber ECD, la dirección de la piscina ha dado marcha atrás y ha rectificado la orden: el cartel que figuraba en la piscina ha desparecido y la Oficina de Apoyo al Personal ha distribuido una circular con la nueva normativa.

Según este documento, al que ha tenido acceso ECDvéalo aquí-, a partir de ahora la calle uno de la piscina quedará reservadaa “militares en servicio activo y en reserva con destino”.

La nueva normativa impide de nuevo el uso de esta calle al sargento primero Francisco Maceira, puesto que se encuentra en situación de retiro. Sin embargo, consultado por este periódico, asegura sentirse “satisfecho”, ya que considera “correcta” la nueva orden.

Por otra parte, la sanción que le fue impuesta de 90 días sin poder usar la piscina se mantiene. “Un aviso a navegantes” asegura Maceira, quien adelanta que los servicios jurídicos de AUME ya analizan la posibilidad de que el castigo sea suprimido al tratarse de “una norma ya obsoleta”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··