Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Arreglar el submarino de la Armada que se hunde costará 800 millones de euros. Es la conclusión del informe encargado a una consultora americana por Navantia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La empresa estadounidense Electric Boat, contratada por Navantia para encontrar una solución al problema de sobrepeso detectado en el submarino S-80, ya tiene listo su informe. Se confirma que la resolución del defecto aplicará al buque un sobrecoste de producción de alrededor de 800 millones.

Según fuentes de Navantia, consultadas por El Confidencial Digital, la empresa estadounidense Electric Boat –filial de General Dynamics- ya ha trasladado a la firma española las conclusiones del informe encargado hace meses.

Tal y como confirma un portavoz oficial de los astilleros, los ingenieros de la firma han estado dos meses estudiando a fondo el problema en Cartagena, donde se llevan a cabo las labores de producción del buque.

Las conclusiones se harán públicas mañana, viernes 19, y de momento la empresa guarda celosamente cualquier dato relacionado con las conclusiones del equipo de peritos e ingenieros que han estado trabajando en Cartagena.

Sin embargo, fuentes extraoficiales de la compañía, consultadas por ECD, confirman que el estudio no ha hecho más que confirmar que se trata de un “problema grave” del diseño del prototipo, que deberá ver ampliada su eslora en torno a seis metros.

Lo más preocupante, según estas fuentes, es que el rediseño al que habrá que someter al submarino provocará un sobrecoste importante al proyecto: entre 700-800 millones de euros por encima de los 2.700 ya comprometidos.

Un problema que se traslada a la Armada española, para quien se fabrica este primer S-80 ‘Isaac Peral’, sobre todo por el peso económico que supone para el ya estrecho margen de los presupuestos de Defensa.

Pero no todo son malas noticias. Según las voces consultadas por ECD, la solución podría ser “más rápida de lo esperado en un principio” –un retraso de dos años-, por lo que el S-80 podría entrar en servicio antes de lo esperado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··