Lunes 21/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Asociación de Suboficiales pleiteará con Defensa para impedir que acceda a los correos enviados desde cualquier dirección del Ministerio. Están dispuestos a llegar a Estrasburgo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ASFAS, una asociación de suboficiales ha interpuesto un recurso contra la reciente normativa del Ministerio de Defensa, que autoriza el control de todas las cuentas de correo electrónico oficiales del Ejército de Tierra, Aire y Armada. Amenazan con llevar el caso, “si fuera necesario”, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El pasado 18 de marzo, el Boletín Oficial de la Defensa publicaba una nueva instrucción que pasa a regular el uso de la mensajería interpersonal en la red de área extensa corporativa “del Ministerio.

Esa polémica instrucción, con fecha del 24 de febrero, permitirá a Defensa “inspeccionar todos los archivos y mensajes” que se encuentren en el sistema Lotus, el programa que utilizan los militares para comunicarse mediante correo electrónico desde su dirección oficial de trabajo.

El objetivo de esta medida parece no ser otro que el de evitar fugas de información y filtraciones incómodas. Al menos, así lo entienden fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital. En caso de detectarse prácticas poco ortodoxas por parte de los militares, Defensa aplicaría medidas disciplinarias e incluso penales.

El recurso, a Estrasburgo

Ha tenido que pasar algo más de un mes para que esta decisión de Defensa acabe en los tribunales, como casi todas las que ha tomado de unos años aquí –como la Ley de Carrera Militar o la Ley de Derechos y Deberes-.

En esta ocasión, el recurso ha sido interpuesto por la Asociación de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFAS), a través del Gabinete Suárez-Valdés, que presta cobertura jurídica a esta organización.

En este recurso, los suboficiales representados por ASFAS alegan que esta normativa constituye un “atropello” contra el derecho al secreto de las comunicaciones y a la intimidad persona, “más propio de otro tipo de regímenes que de un Estado de Derecho”.

El gabinete que está llevando este caso, inmerso también en otros relacionados con la Ley de Derechos y Deberes y la Ley de Carrera Militar, asegura que “si fuera necesario”, el recurso se elevaría incluso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo (Francia).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··