Domingo 18/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Más restricciones a la venta de bebidas en los acuartelamientos

Tolerancia cero al alcohol en las Fuerzas Armadas

Han aumentado los controles sorpresa en unidades y dependencias. Un 0,01% en sangre en quienes portan armas, están de servicio o conducen vehículos se castiga con un mes de arresto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tolerancia cero frente al alcohol cuando un militar está de guardia, maneja maquinas y vehículos, o simplemente porta una pistola. Así lo marca la actual normativa para las fuerzas armadas, que en los últimos tiempos se está aplicando con mayor contundencia: han aumentado los controles por sorpresa.

Militares españoles. Militares españoles.

Esta semana El Confidencial Digital publicaba que el nuevo adjudicatario del servicio de tienda de ultramarinos de la base aérea de Zaragoza no podrá vender bebidas alcohólicas que superen los 12 grados.

Según especifican los pliegos, “la venta de bebidas alcohólicas estará sujeta, a las normas que al respecto dicte el Ministerio de Defensa, a la reglamentación interna del Ejército del Aire al respecto y al Régimen Interno que dictamine el Jefe de la Base Aérea”.

No se trata de un hecho aislado. Tal y como aseguran fuentes militares a El Confidencial Digital, en los últimos años se han ido incrementando las restricciones hacia el consumo de alcohol en bases y acuartelamientos militares.

Según explican, el que primero y más intensamente aplicó la normativa fue el Ejército de Tierra, que hizo desaparecer de las cantinas y bares todas las bebidas de alta graduación para adaptarse al II Plan General de Prevención de Drogas en las Fuerzas Armadas (PGPDFAS).

Se exige 0,0% si portas armas

La ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas contempla como falta grave en el artículo 7 “consumir bebidas  alcohólicas durante un servicio de armas o portándolas” dentro de instalaciones militares.

“Si estas de servicio de armas, es decir llevas encima un arma reglamentaria aunque no tengas que utilizarla, en caso de control de alcoholemia debes dar cero cero de tasa. No se puede ingerir ni un trago” explica a ECD una fuente militar.

Esta normativa se aplica también a todo aquel que maneje maquinaria –incluso una carretilla elevadora-, vehículos de transporte, blindados y –obviamente- aeronaves.

Tolerancia cero

Los controles de alcoholemia sorpresa, explican estas voces, han ido aumentando progresivamente en todas las unidades de las Fuerzas Armadas. Se está aplicando, dicen, un criterio de “tolerancia cero”.

La prohibición de consumir alcohol portando armas ha llevado a situaciones un tanto llamativas, como la de altos oficiales teniendo que quitarse la pistola reglamentaria del cinturón antes de realizar un brindis durante un acto oficial. Una simple fotografía del momento, dicen, podría suponer un mes de arresto.

ECD ha podido contactar con oficiales militares responsables de la aplicación férrea de estas medidas, y aseguran que se trata sobre todo de “concienciara los militares de los peligros graves que puede producir el alcohol.

De hecho, explican estas fuentes, en el año 2012 se detectó, mediante 40.000 encuestas sobre dependencia de sustancias, que tan sólo un dos por ciento de los militares consideraba el alcohol como una sustancia perjudicial para su salud y su trabajo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·