Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Cumplirá una pena de 10 meses de cárcel

Condenan a prisión a un cabo por golpear a un soldado que no siguió el conducto reglamentario al dar novedades

El incidente tuvo lugar en la 2ª Compañía del Tabor, Alhucemas I, del Grupo de Regulares nº 52 de Melilla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 2 de julio de 2014, sobre las 10:00, ocurrieron unos hechos que terminaron con un soldado sangrando y un cabo condenado a 10 meses de prisión. El cabo debe indemnizar al soldado con una multa de 2.000 euros y con la accesoria suspensión de cargo público.

Grupo de Regulares nº 52 de Melilla. Grupo de Regulares nº 52 de Melilla.

El soldado regular pidió permiso para entrar al interior del cuartel, donde se encontraban tres cabos. Uno de ellos, se dirigió a él pidiéndole explicaciones del motivo por el que le había dado información detallada sobre una actividad a un sargento, saltándose el conducto reglamentario. Éste, que se encontraba rellenando una hoja de ruta, levantó levemente la cabeza y le contestó: “Porque él me las ha pedido y simplemente he cumplido órdenes de un superior".

El cabo no quedó satisfecho con la explicación y comenzó a alzar la voz. Con aspavientos se levantó de la mesa, propinó un fuerte golpe tirando al suelo los papeles que se encontraban en la misma, agarró al soldado de la chaqueta y levantándolo en peso ambos se gritaron a la cara. Se produjo un forcejeo. Fue entonces cuando el cabo muy alterado intentó golpear al soldado.

Los otros dos cabos presentes los separaron y sacaron de la furrielería al soldado. El cabo, bastante alterado, le siguió y le pegó un puñetazo, en el pómulo, de tanta intensidad que lo desplazó del lugar donde se encontraba. Agarraron al cabo y se lo llevaron de allí, a la vez que otro de ellos acompañaba al soldado a que se limpiara la sangre que llevaba en la cara.

Sentencia del 19 de julio de 2016

El Tribunal Supremo de la Sala de lo Militar de Madrid, tras ser conocedor de los hechos, dictaminó lo siguiente: "Condena al cabo, como autor de un delito de abuso de autoridad, en la modalidad de maltrato de obra a la pena de 10 meses de prisión. Además, se le incluyen la accesoria suspensión de cargo público.

Por otra parte, se lcondena al cabo a abonar al soldado agredido, en concepto de responsabilidad civil, la cantidad de 2715,56 €. Por último, se absuelve al soldado del delito de insulto a un superior.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·