Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

No ha habido filtraciones

Cospedal elige a la cúpula militar sin contar con nadie

Ni el Gabinete Técnico ni el equipo más próximo a la ministra conocen la identidad de los nuevos responsables de Tierra, Aire y Armada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ha sido María Dolores de Cospedal la que ha tomado, en exclusiva, la decisión sobre la renovación de la cúpula de las Fuerzas Armadas. El proceso de elección ha dependido sólo de la ministra, que no lo ha comunicado ni siquiera a su entorno más cercano de colaboradores.


Cospedal durante el acto de toma de posesión en Defensa. Cospedal durante el acto de toma de posesión en Defensa.

El relevo de los jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), Ejército del Aire (JEMA) y Armada (AJEMA) es “inminente”, según fuentes militares de alto nivel consultadas por ECD. Se hará público o este mismo viernes o, a más tardar, el próximo.

En los tres Ejércitos existe gran incertidumbre sobre la identidad de los nuevos jefes de Estado Mayor. Especialmente entre los oficiales generales, ya que de la nueva cúpula dependen algunos nombramientos y destinos por renovar.

Durante las últimas semanas, generales y almirantes han tratado de obtener datos e información sobre el proceso de entrevista y selección de los candidatos a los puestos. Pero las quinielas basadas en esas pesquisas son poco fiables: María Dolores de Cospedal está tomando la decisión personalmente, sin comunicar la elección –ni siquiera sus favoritos- a su equipo asesor.

“Sólo lo sabe la ministra” explica a El Confidencial Digital un portavoz oficial del ministerio, que admite que ni el gabinete técnico –compuesto por generales- ni sus asesores civiles conocen la identidad de la nueva cúpula. Al menos, así era hasta la tarde de ayer jueves.

En anteriores ocasiones, explican fuentes militares a ECD, el gabinete técnico del ministerio tenía cierta información sobre los nombres elegidos, o al menos aquellos que tenían más papeletas para el puesto. En esta ocasión no ha sido así.

De hecho, voces militares afirman que esta situación habría provocado cierto “malestar” entre algunos miembros de ese gabinete técnico. Otras fuentes del ministerio aseguran que esta situación se ha llevado con naturalidad en el gabinete técnico, y que nadie se ha sentido “molesto” por ello.

Algo similar ya ocurrió antes del nombramiento del general de Ejército Fernando Alejandre como Jefe del Estado Mayor de la Defensa.  En las semanas previas al nombramiento del general Alejandre, ni siquiera la entonces cúpula de las Fuerzas Armadas conocía ni la identidad de sus sucesores ni las fechas previstas para su nombramiento.

De hecho, tal y como contó ECD, los jefes de Estado Mayor habían preparado una cena de despedida con sus colaboradores más cercanos. Estaba previsto celebrarla en los primeros días de marzo, cuando daban por hecho el nombramiento de un nuevo JEMAD. Sin embargo, Defensa pospuso el nombramiento dos semanas más y tuvieron que cancelar la cena.


Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·