Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Defensa esconde la entrega de la ‘Cristobal Colón’, la fragata más moderna de la Armada, para eludir críticas al gasto en armamento. La excusa es que no hay dinero para ‘festejar’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Defensa no quiso darle relevancia al acto de entrega de la última fragata F-100, la 'Cristobal Colón', la más avanzada tecnológicamente de la historia de la Marina española. No hubo prensa ni ceremonia. En parte, por la falta de presupuesto de la Armada para organizar eventos y ceremonias. Pero en parte, también, por una cuestión de imagen: se temen críticas por su coste, superior a 800 millones de euros.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital fuentes militares de la Armada conocedoras de los detalles de organización de la entrega de la fragata F-105, la última de su clase. El evento, que tuvo lugar a finales del pasado mes de octubre en el Arsenal Miltiar de Ferrol, discurrió a puerta cerrada, de manera discreta y sin presencia de medios de comunicación.

Estas circunstancias, que contrastar con la pompa con que fueron presentadas el resto de fragatas de la clase F-100, no resultan casuales. Responden, según las fuentes arriba citadas, a una estrategia para evitar –o minimizar- que la entrega de la ‘Cristóbal Colón’ desatara una oleada de críticas a costa del gasto en material de Defensa.

Y es que el coste de ésta última fragata F-100 –algo más de 800 millones de euros- supera ampliamente al de las otras cuatro fragatas –unos 430 millones cada una- y al Buque de Proyección Estratégica ‘Juan Carlos I’ –unos 375 millones de euros-.

El austero y discreto acto de entrega estuvo presidido por el almirante Manuel Garat, y no acudieron personalidades políticas de nivel ni medios de comunicación –no fueron convocados-.

La más moderna de la historia

Con la entrega de la ‘Cristóbal Colón’, la Armada española pasa a disponer de una de las fragatas más modernas y tecnológicamente avanzadas de todo el mundo. Tiene una autonomía de 8.300 kilómetros, una velocidad máxima de 53 kilómetros por hora, y es capaz de transportar a 230 tripulantes e incluso un helicóptero.

La fragata está equipada con el sistema de guerra Aegis, similar al que utilizarán los buques estadounidenses destinados al operativo marítimo del Escudo Antimisiles. Sus radares son capaces de detectar objetos hostiles a una distancia de 600 kilómetros, y seguir y eliminar hasta 90 blancos móviles simultáneamente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·