Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Expectación entre el personal de tropa y marinería

Defensa centraliza la orientación laboral a los militares que dejan las Fuerzas Armadas

Prepara un plan para facilitar el pase a la administración, la pasarela a cuerpos policiales y el acceso al mercado laboral

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El límite máximo de edad de 45 años para los militares de tropa y marinería va a obligar a abandonar las Fuerzas Armadas a unos 21.000 efectivos en una década. El Ministerio de Defensa va a intentar dar un impulso a las acciones de orientación laboral que hasta ahora no están siendo muy efectivas para ayudar a los militares a encontrar trabajo al dejar la vida castrense.

Legionarios españoles en formación. Legionarios españoles en formación.

A principios de año El Confidencial Digital contó que la ministra María Dolores de Cospedal y su equipo empezaron a tratar de relanzar la búsqueda de acuerdos entre las Fuerzas Armadas y empresas, instituciones y administraciones públicas para asegurar salidas laborales o formativas a los militares cuando dejan el Ejército en torno a los cuarenta años.

Este fenómeno se va a agudizar con el límite de 45 años, que provocará que cientos, incluso miles de militares vayan dejando sus puestos en los próximos años.

Según ha comprobado ECD, el Ministerio de Defensa ha decido dar un paso más para potenciar sus servicios de orientación laboral para los militares. Y es que el propio departamento de Cospedal admite que no está siendo del todo eficaz en sus programas para reconducir a la vida civil a los miembros de los tres ejércitos.

Grupo de trabajo para elaborar un “plan integral”

El boletín del Servicio de Aprovechamiento de las Capacidades Profesionales del Personal Militar (Sapromil) recoge que el subsecretario de Estado de Defensa, Arturo Romaní, ha aprobado crear un grupo de trabajo con representantes de distintas instancias de las Fuerzas Armadas que tiene como misión redactar un “Plan Integral de Orientación Laboral del Personal Militar del Ministerio de Defensa”.

Fuentes de la Asociación de Tropa y Marinería, las escalas afectadas por esta problemática, indican a ECD que hasta ahora el trabajo que desarrollan organismos como Sapromil no ha sido efectivo: aseguran que hay pocos datos de a cuántos militares ha conseguido colocar en trabajos civiles, pero en todo caso el número debe ser mínimo, según les consta.

No hay objetivos claros ni coordinación óptima”

Actualmente el Órgano Central del Ministerio de Defensa y estamentos de Tierra, Aire y Armada tienen activos diferentes programas para ayudar a los militares en su desvinculación de las Fuerzas Armadas y su desarrollo profesional. Pero ahora Defensa admite que “no existe una óptima coordinación e integración de esfuerzos de todos los implicados”, ni tampoco hay unos “objetivos claros y medibles”.

Lo que pretende Defensa es centralizar en un plan, para optimizar los programas hasta ahora dispersos, líneas de actuación a través de las que trata de buscar salidas profesionales a los militares, sobre todo los que tienen que “jubilarse” a los 45 años y deben buscar una ocupación civil.

Por tanto, el plan contemplará las posibilidades de promoción interna de los militares de tropa y marinería a las escalas de oficiales y suboficiales; el pase a administraciones públicas; las “pasarelas” de acceso a la Guardia Civil, a la Policía Nacional y los cuerpos autonómicos y locales; medidas de acceso al mercado laboral en el sector empresarial privado; distintas salidas formativas en la universidad y de formación profesional; e incluso el fomento del emprendimiento.

Desde la Asociación de Tropa y Marinería indican que no se les ha informado de la constitución de este grupo de trabajo. Pedirán estar presente en el mismo, para plantear medidas que creen que ayudaría a recolocar en el mercado laboral a los militares que dejan las Fuerzas Armadas. Por ejemplo, creen que se deberían llegar a acuerdos entre el ministerio y las empresas estatales o participadas por el Estado (como Correos, Navantia, Defex) para buscar en ellas empleos para quienes dejan el Ejército.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·