Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Proliferan en Twitter y Facebook

Defensa detecta el aumento de fotografías denuncia de militares en redes sociales

Comida caducada o en mal estado, suciedad en los baños, cantinas sólo para oficiales, colchones viejos… El Ministerio estudia fórmulas para frenar el fenómeno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las redes sociales han modificado la forma de comunicarse, y esos cambios han afectado también a los propios militares. Con los medios actuales es más fácil denunciar aquellas cosas que no funcionan como deberían. En los últimos meses se está registrando un aluvión de publicaciones con fotografías y quejas sobre aspectos cotidianos del día a día de los cuarteles. Y a Defensa le preocupa el alcance que está tomando el fenómeno.


Imagen del pescado con anisakis. Imagen del pescado con anisakis.

Un plato de merluza con muestras evidentes de contaminación por anisakis, una sopa con un gusano al borde del plato, una garita en la que no hay aire acondicionado y el termómetro marca temperaturas superiores a los 40 grados, enchufes con cables pelados, techos desconchados, colchones en mal estado…

Son solo algunos de los casos reales que pueden encontrarse últimamente en las redes sociales. Situaciones cotidianas del día a día en los cuarteles militares, cuyas denuncias están empezando a generalizarse en redes sociales.

A través de diversas plataformas y perfiles, los militares hacen llegar sus informaciones, documentos y fotografías de estas irregularidades. El Ministerio de Defensa las conoce y las sigue. Y le preocupa.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes militares, al ministerio le inquieta el volumen de filtraciones de este estilo, que ha aumentado considerablemente en el último año.

 Este tipo de páginas web son cada vez más conocidas y cada vez tienen más tráfico. Sus seguidores se cuentan por miles. Y los militares recurren cada vez más a ellas para denunciar lo que no funciona como debería en sus cuarteles. Es una auténtica espiral que se retroalimenta.

“Empieza a ser más habitual publicar una fotografía de forma anónima en la red que denunciar esa situación ante sus superiores” aseguran estas voces. Aunque admiten que se trata, quizás, de una forma de “presión” para que se ponga remedio a aquello que se denuncia.

Otras fuentes del Ejército aseguran que en las Fuerzas Armadas “se toman muy en serio, más de lo que se cree la gente, este tipo de denuncias”. Cuando surge una, se analiza y se abre una investigación si es necesario sobre el origen de lo ocurrido, tal y como hizo la Armada cuando surgió el problema del anisakis en la Escuela de Especialidades “Antonio de Escaño.

La inquietud del Ministerio sobre este asunto es significativa. Tal y como advierten las voces consultadas, se están estudiando fórmulas para contrarrestar el fenómeno de la ‘denuncia en redes sociales’ y evitar que siga creciendo, ya que consideran que “afecta a la buena imagen de las Fuerzas Armadas” y da sensación de “ejército bananero”, algo con lo que no están de acuerdo.

Mientras, según cuentan otras fuentes militares, en algunas unidades han prohibido el uso del teléfono móvil personal en el puesto de trabajo o durante la realización de ejercicios.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·