Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Costaban 65.000 euros

Defensa quita el sable a los futuros suboficiales

Acaban de cancelar el contrato para la compra del arma reglamentaria para los alumnos de la Academia General Básica en Lleida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Defensa ha renunciado al contrato público para el suministro de sables con funda para los futuros suboficiales de la Academia General Básica de Tremp. Según argumentan, los alumnos no necesitan el arma reglamentaria en sus primero años de formación. Será pasados los tres primeros años cuando -al ascender a Sargento- puedan utilizarla. Hasta 2019 no se formalizará el contrato para su adquisición.

Suboficiales con sus sables. Suboficiales con sus sables.

El pasado mes de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado un anuncio para laadquisición de sables con funda por 65.000 euros. Finalmente, el Ministerio de Defensa ha renunciado al contrato del arma reglamentaria para los alumnos de la Academia General Básica de suboficiales en Lleida.

Fuentes oficiales de la Academia General Básica de suboficiales aseguran a El Confidencial Digital que la renuncia al contrato se debe a que los alumnos no necesitan el sable en su primer año de escuela. Será pasados tres años (2019), en su ascenso a Sargentos, cuando se formalice la entrega del arma reglamentaria.

Los sables son fundamentales en la formación militar, pero hasta que los alumnos no superen la primera etapa de su formación y lleguen al primer grado de suboficial (Sargento) no se les entregará el mandoble militar.

En 2013 Defensa invirtió 199.570,14 euros, impuestos incluidos, en sables para los suboficiales de la escuela militar de Lleida. Cada uno de los alumnos tenía el suyo propio, tal y como pudo saber ECD.

El sable es el arma reglamentaria en formación tanto de oficiales como de suboficiales pertenecientes al Ejército español. Se diferencian por el rango de quien lo empuña, ya que los sables de los oficiales cuentan con una cazoleta dorada, mientras que en los que pertenecen a los suboficiales es de color plateado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·