Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La operación más peligrosa para el Ejército. Helicópteros ‘Tigre’ y vehículos ‘Husky’ crearán un corredor de seguridad entre Badghis y Herat para la retirada española de Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son los 170 últimos kilómetros que recorrerán los blindados españoles desplegados en Afganistán. El Ejército despejará la ruta que va desde Qala-e-Naw, capital de Badghis y cuartel general español, hasta el aeropuerto de Herat, donde serán embarcados destino a España. Tres helicópteros 'Tigre' jugarán un papel clave, realizando "operaciones de limpieza" a lo largo del recorrido. Y se utilizarán vehículos 'Husky'.

Tal y como contó El Confidencial Digital, los planes de retirada de Afganistán han entado ya en fase de preparación, pero el repliegue se realizará finalmente por aire, desde el aeropuerto de Herat.

El progresivo deterioro de las relaciones entre Pakistán y los aliados de la OTAN ha hecho imposible que la retirada se realice por vía terrestre hasta llegar a puertos marítimos pakistaníes donde embarcarlos.

Un trayecto muy peligroso

El 'Plan B' es trasladar todo el material y vehículos desde Qala-e-Naw hasta el aeropuerto de Herat. Una ruta de aproximadamente 170 kilómetros que trascurre por una carretera principal, pero que “atraviesa zonas muy peligrosas y con alta presencia de elementos de la insurgencia” aseguran fuentes militares a El Confidencial Digital.

La zona más peligrosa que deberán atravesar las columnas de blindados es el denominado paso de Sabzak, ruta ineludible en la frontera entre Badghis y Herat, donde las tropas italianas, que tenían la responsabilidad en la zona, han recibido numerosos ataques a lo largo de la misión.

Por fin, 'Tigres'

Una de las apuestas del ministerio de Defensa para garantizar un repliegue en condiciones de seguridad es el envío, en los primeros meses de 2013, de tres modernos helicópteros de ataque 'Tigre'.

Una reivindicación que viene de atrás, ya que, como contó ECD, los militares españoles que han trabajado en la planificación de la misión exigían a Defensa que el envío de estos aparatos para dotar de mayor capacidad de respuesta al contingente español. Y más después de que Italia haya adoptado un papel mucho más discreto.

El principal obstáculo para el envío de estos aparatos era la certificación del misil Spike de ataque a tierra. Una vez logrado, los 'Tigre' están capacitados para ataques a tierra de gran precisión. Un atributo que será determinante para su misión.

Un ‘corredor de seguridad’

En los meses previos al inicio a la retirada de los efectivos españoles, estos helicópteros “realizarán operaciones de limpieza a uno y otro margen de la carretera que une Badghis con Herat. El objetivo es crear un corredor de seguridad de varios kilómetros de anchura, haciendo retroceder a la insurgencia para así evitar posibles ataques a los convoyes”, sintetiza para ECD un militar que trabaja en estos planes.

Los ‘Tigre’, con un coste de 130 millones de euros la unidad, están capacitados para alcanzar blancos situados en tierra a más 8.000 metros de distancia. Van equipados con cañones de diversos calibres. Además, la potencia de sus motores resulta idónea para volar en condiciones de calor extremo como el que se encontrarán en Afganistán en los meses de verano.

Los tres helicópteros llegarán previsiblemente en primavera, junto con de seis pilotos y un equipo de militares de apoyo.

Detectores de minas

Otro de los pilares en los que el Ejército basará la seguridad de la operación de repliegue son los vehículos 'Husky', adquiridos recientemente precisamente con la vista puesta en la retirada.

Estos vehículos disponen de un complejo equipo de radar de penetración terrestre, capaz de localizar minas enterradas en la carretera. Un sistema más eficaz que los rodillos que llevan actualmente los RG-31 y que ralentizan considerablemente a las columnas de blindados. Es mucho más seguro que los inhibidores de frecuencias, que se convierten en un problema porque interfieren las comunicaciones de radio.

España ha adquirido recientemente seis de estos vehículos, que serán desplegados en 2013 en Afganistán junto con los ‘Tigre’, y constituirán la cabeza de las columnas de vehículos que viajen desde Qala e Naw hasta Herat.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··