Defensa
El Ejército, sin órdenes especiales para Cataluña

Altos mandos confirman que no hay diseñada ninguna operación secreta para tomar puntos estratégicos o desplegarse en las calles. No existen planes de salida de unidades

¿Cuál va a ser el papel del Ejército ante el referéndum catalán? Altos mandos del Ejército responden contundentemente: “Ninguno”. Las Fuerzas Armadas no tienen ningún plan u orden para el 1-O ni para días posteriores. Y tampoco hay planes logísticos para abandonar la región. Para el Ejército, el referéndum de independencia “no existe”.

Fachada del cuartel del Bruc en Barcelona.
Fachada del cuartel del Bruc en Barcelona.

Si los miembros del Gobierno catalán no renuncian a sus planes soberanistas, las Fuerzas Armadas tienen listo un plan para actuar allí, todo con el beneplácito del presidente Rajoy. Esa era la premisa de la denominada ‘Operación Estela’ que, según el ex coronel Martínez Inglés, se habría puesto en funcionamiento en caso de que Cataluña hubiera declarado la independencia el 9-N.

Sin embargo, fuentes de alto nivel en las Fuerzas Armadas, de máxima solvencia, consultadas por El Confidencial Digital, aseguran que en aquella ocasión no hubo plan alguno para actuar ante el proceso soberanista. Ni tampoco lo hay ahora, en vísperas del referéndum de ruptura con España convocado para el 1 de octubre.

No hay estado de alarma

Las unidades de las Fuerzas Armadas destinadas en Cataluña no se encuentran “en estado de alarma ni tienen planes u órdenes especiales” para las próximas semanas. Nadie, explican las fuentes consultadas por ECD, está preparando “una operación secreta”.

Esas militares fuentes de alto nivel descartan categóricamente que el Ejército disponga de una hoja de ruta en caso de que el 1-O se celebre el referéndum, e incluso salga victorioso el ‘sí’ a la independencia.

Ni hay plan de retirada de las tropas

Este tipo de situaciones suelen reflejarse en los planes de contingencia que elaboran los ejércitos para cada unidad, dependiendo de las circunstancias sociales, políticas o militares que les rodeen allí donde cumplen su misión o donde se encuentran ubicadas.

Sin embargo, la posibilidad de una independencia de Cataluña no se ve como un riesgo posible, sino que simplemente “no existe”, dicen las fuentes consultas.

Por ello, “no hay planes de repliegue o retirada”, ni instrucciones sobre cómo realizar un repliegue logístico tan complejo como el que supondría la salida del Ejército de Cataluña.

“Ninguna unidad en Cataluña tiene órdenes de salir a la calle para frenar nada. Ni tampoco para replegarse del territorio o cerrar sus acuartelamientos” explica un mando destinado en una de las principales unidades de la región. “A título operativo, para nosotros no hay diferencia entre Barcelona y Albacete”, asegura.

Continúan las maniobras

Es más, tal y como confirman, los militares desplegados en Cataluña “siguen trabajando con normalidad”. La pasada semana, por ejemplo, 90 militares realizaron maniobras en la zona del Alt Empordá (Girona), provocando comentarios jocosos de uno de los alcaldes de la zona: “¿Comienza la invasión?”.

De hecho, aseguran, las unidades con base en Cataluña ya están preparando con toda normalidad su calendario de maniobras para los próximos meses.

El Gobierno no es partidario de involucrar al Ejército

Las Fuerzas Armadas deben permanecer completamente ajenas al desafío independentista. Es la orden del Gobierno desde 2012, cuando la Generalitat inició su agenda soberanista.

Por aquel entonces, el Gobierno ya trasmitió que el problema necesitaba un enfoque puramente político. Todo ellos pese a ciertas declaraciones un tanto contradictorias del entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés, y de la actual titular, María Dolores de Cospedal, que el pasado mes de julio aseguró públicamente: “ Siempre que España ha necesitado a las Fuerzas Armadas, estas han respondido de inmediato”.

De acuerdo con las fuentes militares consultadas por ECD, el Gobierno tuvo la oportunidad de elevar a cinco el nivel de alerta antiterrorista y con ello permitir el despliegue de militares para asegurar Cataluña tras los atentados de las Ramblas. “Y sin embargo rechazó hacerlo”, concluyen. No quiere soldados en las calles.

 

Outbrain

Etiquetas: militares, Cataluña, Fuerzas Armadas, referéndum, Ejército, 1-O, indepdendencia