Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El presidente USA ha anunciado un incremento del 9 por ciento del presupuesto militar

España asume que no podrá complacer a Donald Trump

El Gobierno no cumplirá hasta 2025 la exigencia de llegar al 2 por ciento del PIB en gasto de Defensa. Washington lo reclama ya

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Moncloa se está gestando un plan para elevar el gasto militar hasta la cifra del 2 por ciento del PIB que exige la administración Trump. Sin embargo, los plazos para alcanzar esa cifra se alargan hasta 2025. El gobierno ya sabe que el nuevo presidente estadounidense lo exige para esta legislatura.


Donald Trump. Donald Trump.

Donald Trump acaba de anunciar su plan para elevar el presupuesto de Defensa de Estados Unidos entre un 9 y un 10 por ciento en los próximos años. Una cifra que supone 54.000 millones de dólares más al servicio del Pentágono.

Actualmente, Estados Unidos destina cerca de 600.000 millones de dólares a inversión militar, aproximadamente un 3,3 por ciento del Producto Interior Bruto. Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha decidido no sólo aumentar esta partida de gasto. Ha exigido también que el resto de socios de la OTAN cumplan con la promesa que hicieron en la cumbre de Gales de 2014 y asuman un gasto del 2 por ciento de su PIB como mínimo.

España, a la cola de la OTAN

Esta petición es especialmente sensible para España. Durante los años de crisis, los recortes impuestos en materia de Defensa situaron a las Fuerzas Armadas españolas a la cola de la OTAN en materia de inversión.

A día de hoy, el gasto en Defensa de España gira en torno al 1 por ciento. Asumir el dos por ciento requerido por la administración Trump supondrá, por tanto, duplicar el presupuesto militar. Un esfuerzo considerable.

Trump exige gastar el doble

El gasto de Defensa no sólo se circunscribe a los aproximadamente 6.000 millones (créditos extraordinarios al margen) que recibe anualmente el Ministerio conforme a los presupuestos generales del Estado. Incluye también otro tipo de partidas relacionadas con la seguridad, que lo hace ascender hasta por encima de los 10.000 millones.

Cumplir con el dos por ciento supondría, por tanto, situar esta partida en los 21.500 millones de euros. Ese es el plan al que hizo referencia precisamente la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal el pasado lunes, en el Senado.

España habla de 2025, EE.UU. lo exige ya

Según Cospedal, el Gobierno del PP se compromete a alcanzar el 2 por ciento del PIBen 2025”, y lo hará mediante un pacto de estabilidad presupuestaria firmado con las fuerzas políticas de la oposición que permita ese incremento paulatino del gasto en los próximos ocho años.

Pues bien. Tal y como admiten fuentes políticas consultadas por El Confidencial Digital, esos plazos “no son los que está exigiendo la administración Trump”. Según explican, 2025 es un horizonte que sí era válido para la administración Obama –y así se refrendó en la cumbre de la OTAN de Gales en 2014-, pero no para el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Según añaden estas voces, el nuevo gobierno estadounidense “exige que los socios de la OTAN se pongan al día ya. No dentro de ocho años, sino en esta misma legislatura”. El margen de maniobra para lograrlo, aseguran, “es inasumible de cualquiera de las formas”.

El PP ya contaba con aumentar el gasto militar antes de Trump

Al PP, explican las fuentes consultadas por ECD, la victoria de Trump y la exigencia del 2 por ciento inmediato le ha pillado ‘en fuera de juego’. El gobierno de Rajoy había planificado un calendario específico para aumentar medio punto del PIB en gasto en Defensa durante esta legislatura, hasta llegar al 1,5 que tienen de media otros países del entorno OTAN.

Fue, según contó ECD, uno de los compromisos a los que llegó España con Estados Unidos durante 2016 –en las visitas de Obama y Asthon Carter. Sin embargo, en Moncloa ya son conscientes de que este incremento no será suficiente.

Ni Rota ni Morón son suficientes

Al Ejecutivo de Mariano Rajoy se le está atragantando las gestiones para paliar la exigencia de Trump. Una muestra de ello fue la lección que se extrajo en Moncloa de la llamada telefónica entre el presidente español y el estadounidense.

En aquella conversación, tal y como se contó en estas páginas, Rajoy puso sobre la mesa la colaboración de España con Estados Unidos reflejada en la base de Rota –cuartel naval del Escudo Antimisiles- y Morón de la Frontera –base de despliegue de la fuerza de reacción rápida antiterrorista para el norte de África.

La estrategia de España era enfatizar la aportación “cualitativa” por encima de la “cuantitativa”. Sin embargo, el presidente Trump se apresuró a recordarle lo que esperaba de España sin excusas: que duplique su presupuesto cuanto antes para cumplir lo prometido a la OTAN en 2014. Una petición de la que Moncloa no informó tras la llamada, pero que sí figuraba en la nota oficial de la Casa Blanca.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·