Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Polémica tras la acusación de que carecen de disciplina

Los nuevos oficiales de las Fuerzas Armadas se reivindican ante las críticas al Plan Bolonia

“Somos la generación mejor formada y amamos a esta institución”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante las críticas surgidas en ciertas unidades por mandos que ven un déficit de “disciplina” en los nuevos oficiales –concretamente los de las promociones surgidas tras el Plan Bolonia-, El Confidencial Digital ha recopilado diversos testimonios que vienen a replicar esas críticas. Defienden que se trata de la generación mejor preparada de oficiales y que su “amor y entrega” a las Fuerzas Armadas es “incuestionable”.


Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza Reuters

El pasado lunes, El Confidencial Digital se hacía eco de diversas quejas provenientes de mandos de distintas unidades pertenecientes a los tres Ejércitos. Esas quejas ponían de relieve la inquietud que existe entre algunos miembros de la escala de oficiales de las Fuerzas Armadas sobre la preparación para la vida castrense de los nuevos oficiales que salen de las academias militares.

Según estos testimonios, los tenientes y capitanes de Navío egresados de las Academias en las últimas dos promociones –las primeras que se han finalizado tras la entrada en vigor del Plan Bolonia- muestran una “falta de valores militares básicos como la disciplina, la rectitud y el amor por el servicio”.

Tal y como le consta a ECD, estas acusaciones han soliviantado a buena parte del alumnado de las academias militares –Zaragoza, Marín y San Javier-, y también a sus familiares. Consultado uno de los nuevos tenientes –con apenas un año de servicio en su unidad-,  niegatajantemente” que se trate de una situación “generalizada”.

“Esta nueva hornada de oficiales es la generación mejor formada de la historia de las Fuerzas Armadas. Y no se trata sólo de formación académica, idiomas… sino también de preparación militar. No nos han quitado horas de instrucción para que diéramos clase con profesores civiles… más bien nos han recortado en horas de sueño” explica.

Algo que comparte otro oficial de nueva promoción, consultado por ECD: “Si no tuviésemos esa disciplina y rectitud que dicen algunos que nos falta, nunca hubiésemos podido terminar nuestros años de Escuela. Esta generación Bolonia ha tenido que hacer sacrificios mayores que los que se han hecho en las últimas décadas. Compaginamos una formación civil, un grado de ingeniería durísimo, igual que el de nuestros amigos en la universidad civil, y el tiempo restante tenemos que hacer maniobras, instrucción… nuestras familias nos han visto poco el pelo durante cinco años” asegura un alférez de Navío de la denominada ‘generación Bolonia’.

“Somos las promociones que menos tiempo libre han tenido durante su paso por academia. Eso nos lo han dicho tanto instructores como oficiales de planes anteriores. ‘De menuda nos salvamos’ nos dicen algunos” explica.

Las críticas también han sido difíciles de encajar para algunos familiares de los nuevos oficiales, y de cadetes que están actualmente preparándose para oficial. “Mi hijo llevan el Ejército en las venas. Estas críticas le han hecho mucho daño, a su orgullo propio. Es un militar intachable. Quizás hay quien teme que las nuevas generaciones les adelanten por la izquierda” explica el padre de uno de estos oficiales.

“En términos generales, la distancia que existe entre los jóvenes que eligen iniciar su vida profesional por la vía civil y los que lo hacen por la militar es cada vez mayor. Ojalá fueran todos tan maduros como ellos” defiende otro padre en una conversación telefónica con ECD.

De hecho, hay quien recuerda la reciente visita –en septiembre- del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Jaime Dominguez Buj, a la Academia General Militar de Zaragoza. Allí comprobó in situ la fase de planificación –en inglés- y ejecución de un ejercicio militar.

Al finalizar la visita del JEME, explican fuentes que fueron testigos de ella, el general Buj les felicitó y les trasmitió su “orgullo” por el buen desempeño que estaban realizando.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··