Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El cadáver fue repatriado ayer

Indignación en el Ejército de Tierra por la tibia reacción de Defensa a la muerte del cabo Soria en Líbano

Denuncian que no ha exigido responsabilidades a Israel: las normas obligan a avisar de un ataque y no lo hicieron

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La muerte en Líbano del cabo Francisco Javier Soria aún  mantiene consternadas a las filas del Ejército de Tierra. Existen voces críticas con lo que consideran una “respuesta tibia” de Defensa ante una “flagrante violación” de las normas de la ONU en la zona: “deben exigirse responsabilidades a Israel por no avisar del contraataque frente a Hizbulá”.


El cadáver del cabo Soria llegó ayer a la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla). El cadáver del cabo Soria llegó ayer a la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).

Según ha podido saber El Confidencial Digital de diversas fuentes militares, los ánimos en el Ejército de Tierra están “caldeados” por la muerte del cabo Soria tras ser impactado por un proyectil de mortero lanzado presuntamente por las Fuerzas de Defensa de Israel.

En conversaciones con este medio, algunos de ellos muestran su “decepción” con lo que consideran ha sido una “tibia reacción del Ministerio de Defensa” tras conocerse el suceso.

Explican que, en un primer momento, la nota en la que se hacía pública la muerte del cabo Soria “hablaba concretamente de que había fallecido durante incidentes entre Hezbolá y el Ejército de Israel, pero el área donde se encontraba Soria era una zona que los israelíes sabían que estaba bajo la seguridad de la ONU y había cascos azules allí” aseguran.

Aseguran, además, que la postura de Defensa ha sido ambigua sobre la autoría de los disparos que mataron al cabo. Morenés aseguró que “hay opiniones para todos los gustos” y que no se entraría en “hipótesis o preposicionamientos”.

Mientras, aseguran, “el ministro de Exteriores -José Manuel García-Margallo- señaló directamente y desde el primer momento a las fuerzas Israel” como responsables de la muerte, ateniéndose “a la información que tenía España desde el primer momento”.

“Parece probado que el fuego era israelí”

Hacen referencia a las palabras de García Margallo tras el incidente, en las que aseguró que la posición de los soldados españoles estaba situada en la denominada ‘blue line’ de la ONU, una zona “perfectamente conocida y delimitada”

Según sus declaraciones, “parece probado, salvo demostración en contrario, que el fuego era israelí, que las 30 granadas cayeron en la zona azul, en la zona de demarcación, y en tercer lugar que nuestro compatriota fallecido estaba en un puesto fijo ahí”.

Además, las fuentes militares consultadas valoran que España debe pedir responsabilidades a Israel si se demuestra que sus fuerzas armadas emprendieron una acción armada en una zona de la ONU “sin avisar antes”. “Sería una violación flagrante del reglamento, con el agravante de un compañero caído” aseguran.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··