Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El clima es peor que cuando Zapatero asumió el Escudo Antimisiles

Inquietud militar por la hostilidad de Rusia hacia España

Últimos incidentes: un caza Su-35 rodeó la Península, tres buques de la Armada escoltaron a la flota rusa que cruzó el Estrecho, dos bombarderos Tupolev llegaron hasta Bilbao

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las relaciones diplomáticas y militares entre España y Rusia, no sólo no atraviesan sus mejores momentos, sino que se encuentran al nivel de la grave crisis que se desató tras el anuncio de que el Escudo Antimisiles estadounidense se instalaría en Rota. El buen clima entre ambos países ha desaparecido, y se han producido situaciones de tensión y alerta por la reciente presencia de aviones y barcos rusos en la Península Ibérica.


Portaaviones ruso 'Almirante Kuznetsov', una de las unidades más destacadas de la flota del Mar del Norte que se dirige a Siria. Portaaviones ruso 'Almirante Kuznetsov', una de las unidades más destacadas de la flota del Mar del Norte que cruzo el Estrecho hace unas semanas.

La situación actual, de hostilidad, genera inquietud entre altos mandos militares españoles consultados por El Confidencial Digital. En el Estado Mayor de la Defensa y en el propio ministerio tienen presentes los episodios registrados durante el último mes y medio, que consideran abiertamente una “escalada de tensión” entre los países, singularmente por parte de Moscú.

El último y más grave de los incidentes lo reveló en ECD: el vuelo de un caza ruso Sukhoi 35 (Su-35S) que bordeó la Península Ibérica y el espacio aéreo español hasta más allá del cabo de San Vicente, quedando a una distancia reducida de la misma base de Rota.

El intruso provocó la movilización en misión Scramble de interceptación por parte de dos F-18, uno de Zaragoza y otro de Torrejón. En el Ejército del Aire se sospecha que el visitante estaba midiendo la capacidad de alerta y los tiempos de reacción de cazas de la OTAN ante la presencia de aeronaves ‘enemigas’.

Negativa a fondear en Ceuta

Este incidente, que oficialmente se ha calificado de anecdótico, ha inquietado a los militares españoles. Sobre todo porque se produce apenas 20 días después de que España negase a la flota rusa del Norte hacer escala en Ceuta, en su trayecto hacia el Mediterráneo y Siria. Un tránsito que fue seguido de cerca por una fragata y dos patrulleras de la Armada española.

Tal y como contó ECD, el gobierno español, fuertemente presionado por la OTAN –especialmente por Estados Unidos y Reino Unido- maniobró para paliar los efectos de la crisis con Moscú provocada  por la negativa. Los contactos reservados entre Exteriores y el Kremlin –a través de la embajada rusa- provocaron que finalmente Rusia retirara su petición de entrar a los muelles ceutíes. España evitaba así tener que pronunciarse contra dicha escala.

Sin embargo, finalmente la solución no resultó cómoda para Moscú. A principios de noviembre, el ministro de Defensa ruso atacó duramente a España: “Nos ha asombrado especialmente la posición de algunos países que, bajo presión de EEUU y la OTAN, anunciaron públicamente la negativa del permiso de entrada de nuestros buques a sus puertos”, declaró

Y detrás de ese declaración inamistosa, fuentes diplomáticas vieron también una respuesta al compromiso anunciado por España recientemente de que está dispuesta a enviar tropas, un centenar de efectivos, a Letonia en misión de la OTAN.

Dos bombarderos sobre Bilbao

Esta escalada de incidentes comenzó con otro vuelo inesperado de aeronaves rusas que llegaron a apenas un centenar de kilómetros de Bilbao. Dos bombarderos estratégicos Tupolev 160 llegaron hasta el Golfo de Vizcaya, provocando la salida en scramble de dos cazas F-18 de Zaragoza. En el Ejército Aire se maneja abiertamente que los dos ‘Cisnes Blancos’, como se denomina a estos veloces bombarderos, probaban algún tipo de sistema de guerra electrónica desconocido.

“Es sorprendente que, en apenas un mes, unidades rusas hayan provocado tres despliegues de unidades españoles” comentan fuentes militares. Hechos similares se habían producido en décadas anteriores: un vuelo aislado, un submarino ruso… pero “nunca tan intensamente como ahora”, añaden.

El escudo antimisiles en Rota

Esa hostilidad reciente sorprende también porque España y Rusia habían consolidado unas solidas relaciones diplomáticas, comerciales y militares en la última década. De hecho, “España ha sido en los últimos años uno de los países más proclives a levantar las sanciones impuestas a Rusia”, cuentan fuentes diplomáticas. Aunque con encuentros y desencuentros.

En octubre de 2011, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la participación de España en el Escudo Antimisiles, sobre todo desde la base de Rota. En ese momento, las relaciones diplomáticas entre los dos países dieron un giro inesperado por parte de Moscú. El Kremlin no esperaba que Rota se pusiese a disposición de un proyecto de la OTAN que percibían (y perciben) como una amenaza a su seguridad.

La llegada del Escudo Antimisiles supuso un punto de inflexión en unas relaciones que habían ido mejorando durante décadas. Curiosamente, aquel año 2011 se celebró el Año Dual España-Rusia, una iniciativa de ambos países para escenificar su amistad.

Una década de encuentros y desencuentros

Desde 2005, España y Rusia habían aumentado su balance comercial, algo que quedaría confirmado en 2009 con la firma de un acuerdo energético que dio a las empresas españolas acceso al petróleo y gas rusos. Pocos meses después, Gas Natural rubricó con Gazprom un contrato de acceso al yacimiento de gas de Shtokman, uno de los más importantes del territorio.

En materia militar, las relaciones entre Rusia y España trataban de recuperarse del golpe del ‘Escudo Antimisiles’, con la firma en 2013 de un acuerdo bilateral de cooperación. La pertenencia de España a la OTAN limitaba este memorándum a cuestiones de intercambio de información y formación conjunta. Se abría la puerta a la presencia de cadetes rusos en academias españolas y viceversa.

Paralelamente, se avanzó en otros temas como la situación de la colonia rusa en España, el turismo (se trabajaba hacia la eliminación de visados) o el desbloqueo de las adopciones de niños rusos por parejas españolas (congelado después de la aprobación del matrimonio homosexual por el Gobierno de Zapatero)

Crimea: ruptura total con la UE y la OTAN

Sólo seis meses después estalla la crisis de Crimea. Rusia interviene en la pequeña península. Tras auto declararse independiente de Ucrania, el parlamento de Sebastopol solicita la adhesión a la Federación Rusa, consumada el 17 de marzo de 2014.

A partir de ese momento, la Unión Europea intensifica las sanciones a Rusia. Paralelamente, la OTAN inicia una serie de misiones en los países fronterizos con la Federación Rusa, especialmente la de Policía Aérea del Báltico. Cazas Eurofighter españoles, destinados en Estonia, participan en ella en varios turnos sucesivos.

Las escalas rusas en Ceuta cómo indicador de la amistad

Durante estos últimos años, España ha mantenido la que posiblemente haya sido en Europa la posición más aperturista hacia Rusia. Así se asumía incluso en Bruselas, donde España era vista como una buena aliada de Moscú. De hecho, es uno de los países más afectados por el veto ruso a los productos agrícolas procedentes de la UE.

Ante Bruselas, Exteriores se ha mostrado partidario de levantar poco a poco las sanciones impuestas a Moscú. España, explican hoy fuentes diplomáticas, “nunca ha roto con Rusia”. Así lo demuestran, por ejemplo, las continuas escalas de buques militares rusos en Ceuta, hasta una cifra de 60 escalas desde 2010.

En ámbitos militares no pasa desapercibido un dato concreto: en el año 2014, mientras Europa, la OTAN y Estados Unidos comenzaban a imponer sanciones económicas y diplomáticas a Rusia, Ceuta recibió la visita de 14 buques militares rusos. Una cifra record hasta el momento, que no ha vuelto a ser superada.

A la vista de los incidentes reseñados, la evolución de acontecimientos en relación con Rusia y su actual animadversión hacia España es “difícil de prever”, analizan las fuentes militares consultadas por ECD.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··