Lunes 22/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Líbano se suma a las preocupaciones del Ministerio de Defensa. Hizbulá está cada vez más activa, atacando patrullas de la ONU y atentando con explosivos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el Ministerio de Defensa no sólo preocupa la seguridad de las tropas en Afganistán. Ahora, Líbano se contempla como un escenario potencialmente peligroso, en vista de la situación política del país y de los últimos ataques contra patrullas de la ONU. Los informes que recibe Chacón prevén una escalada de violencia.

Los incidentes entre militantes de Hizbulá y tropas de FINUL –la Fuerza de la ONU para el mantenimiento de la paz y la seguridad en la zona sur de Líbano- se han multiplicado en las últimas semanas.

En el último mes, han sido varios los ataques de militantes chiíes hacia patrullas de Cascos Azules. Sin ir más lejos, el pasado lunes un soldado belga tuvo que ser intervenido quirúrgicamente después de ser apedreado mientras patrullaba en un blindado en la localidad de Srifa, al sur de Líbano.

Ese incidente se produjo cuando los cascos azules pararon en un cruce para hacer fotos y fueron rodeados por cuatro coches, mientras un bulldozer se cruzó en el camino para cerrarles el paso. Los miembros de Hizbulá les quitaron las cámaras fotográficas y fue necesaria la intervención del Ejército libanés para poner fin al incidente. Algo similar les ocurrió hace algunos días más a una patrulla francesa.

Pero sin duda, el más grave de todos fue el atentado con explosivos contra un vehículo Lince italiano en la ciudad sureña de Sidón, que dejó heridos a seis militares transalpinos –dos de ellos de extrema gravedad-.

Chacón, preocupada

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el atentado y los posteriores incidentes no han pasado desapercibidos para el Ministerio de Defensa español, que está encargando informes detallados y periódicos de la situación actual en Líbano.

Lo que se dice en esos informes es “sumamente preocupante”, según fuentes políticas destinadas en Defensa. “Preocupa el cariz de los acontecimientos actuales y su posible derivación en una nueva guerra civil” aseguran.

Las mismas fuentes aseguran que en esos informes se apuntan varias hipótesis sobre el repunte de violencia de los milicianos pro sirios de Hizbulá. Según la información que maneja el ministerio, el papel de Siria –que lleva meses inmersa en un clima de “guerra abierta”- estaría moviendo sus ‘hilos’ en Líbano para desviar la mirada internacional.

Pero además está el caso ex primer ministro Rafik Hariri, asesinado en 2005 y cuyo juicio está a punto de concluir. El pasado jueves, el Tribunal Internacional que investiga la causa acusó formalmente del magnicidio a cuatro miembros de Hizbulá.

Hizbulá, que ha difundido abiertamente la opinión de que culpar del asesinato a la milicia chií sería equivalente a criminalizar a todos los libaneses de esta corriente religiosa, se niega a entregar a los acusados y amenaza con emprender una guerra civil.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··