Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El contrato que podría salvar a Navantia deberá esperar a septiembre. Turquía aplaza por el ramadán el concurso de adquisición del mayor buque militar español

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El posible contrato de adquisición de un buque de proyección estratégica para Turquía es el principal 'clavo ardiendo' al que se agarra Navantia para su futuro. La empresa se considera "favorita" para ser la elegida en el concurso de adquisición, sin embargo, el gobierno turco ha retrasado la decisión por el ramadán hasta después del verano.

Fuentes oficiales de Navantia explican a El Confidencial Digital que el concurso de adquisición de fragatas de Turquía, previsto para agosto, se retrasará hasta después del verano por la celebración del mes de ramadán. Queda pendiente, así, el contrato por el que suspira actualmente la firma española, que en los últimos años ha experimentado una drástica reducción de pedidos y carga de trabajo en sus astilleros, que se ha traducido en una mayor conflictividad laboral.

La empresa confía en hacerse con el contrato para la construcción de un buque idéntico –aunque con especificaciones- al ‘Juan Carlos I’, el mayor jamás producido para la Armada española. Desde Navantia hacen saber a ECD que son “los favoritos” para lograr proyecto.

Este confidencial ya contó el pasado mayo que las gestiones de Mariano Rajoy en noviembre de 2012 con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, fueron claves. El presidente del gobierno prometió mantener su línea de apoyo ante Bruselas y Turquía miraría “con buenos ojos” la oferta española en el sector naval militar, además de otras líneas de negocio abiertas por empresas nacionales en el país euroasiático.

La visita del ‘Juan Carlos I’ a Estambul en el crucero de resistencia realizado en 2011, permitió que mandos de la marina turca y del sector naval nacional conocieran de primera mano el buque, lo cual habría influido de forma muy positiva.

La última oportunidad de Navantia

La empresa española pasa por un momento delicado, lo que se tradujo en unas pérdidas de 78,27 millones de euros en el ejercicio de 2012. En 2011, el déficit fue de 43,25 millones.

Navantia recoge en su Informe de Gestión la tendencia creciente a la cancelación y retraso de programas, así como una mayor competencia internacional y un proteccionismo del mercado doméstico que perjudica los proyectos en otros países.

La fabricación de buques fue el negocio que más ingresos deparó para Navantia en 2012, con 654.23 millones de euros. Ahora, en 2013, resulta vital para el futuro de la empresa española con la construcción del buque de proyección estratégica para Turquía.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··