Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Nerviosismo en el cuartel general de Bruselas

La OTAN pregunta por Podemos. “¿De verdad pueden ganar?”

Altos funcionarios han sondeado a diplomáticos españoles: “¿estáis haciendo algo?”. Les recuerdan que en Grecia consiguieron que Syriza renunciase a su propuesta de abandonar la Alianza Atlántica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ascenso político de Podemos ha despertado la atención de los poderes políticos y económicos de Europa. Pero también de los estamentos militares internacionales, y en concreto, de la OTAN. Las propuestas antimilitaristas de Pablo Iglesias preocupan en el seno de la organización, donde ya han preguntado a España por el avance de la formación.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El auge del partido que dirige Pablo Iglesias ha llegado concretamente al cuartel general de la OTAN en Bruselas. Los sondeos que le colocan al menos como tercera fuerza bien en la carrera hacia la presidencia del Gobierno español en 2016 han despertado preocupación y cierto nerviosismo en el seno de la Alianza.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas y militares destinadas en Bruselas, en las últimas semanas se han producido conversaciones centradas en Podemos entre altos funcionarios de la OTAN y representantes españoles involucrados en dicha organización militar.

Estas entrevistas han tenido lugar en encuentros informales de trabajo, previos a la reunión extraordinaria de la OTAN convocada para analizar el conflicto en el que vive inmersa Ucrania en estos momentos. En estas citas participan tanto diplomáticos, como analistas y consejeros de tipo político y militar, que suelen prestar soporte a los embajadores internacionales ante la institución.

¿De verdad puede ganar Podemos?”

En un determinado momento, explican las fuentes consultadas, salió a relucir el nombre de Pablo Iglesias. “¿De verdad pueden ganar?”, fue la pregunta dirigida al personal diplomático español por parte de un grupo de altos funcionarios.

El contenido de las preguntas giraba en torno a su programa electoral “marcadamente de izquierdas y anti-OTAN” que parece ganar cada vez más simpatías en España. Mostraron su sorpresa por el hecho de que un “aliado muy importante” de la Alianza pueda incluir la salida de la organización en pleno debate electoral.

El ‘Tsipras’ español

El encuentro en Bruselas tuvo lugar pocos días antes de las elecciones generales en Grecia, donde todo apuntaba –como así ocurrió- que Syriza obtendría la mayoría que le permitiría gobernar. En aquellas jornadas, recuerdan las fuentes consultadas, la prensa internacional se hacía eco de la visita de Pablo Iglesias a Atenas para participar en un acto electoral.

La llegada de este nuevo “Alexis Tsipras”, como le definieron los presentes en el encuentro, podría convertirse en “un dolor de cabeza” para la Alianza. En especial, por sus múltiples insinuaciones sobre una salida de España de la OTAN en caso de que Iglesias llegase a La Moncloa.

¿Qué estáis haciendo?” fue la otra pregunta más recurrente que debieron contestar los representantes españoles. Querían saber si el Gobierno español o algún emisario había iniciado una ronda de contactos o negociaciones con la plataforma de Pablo Iglesias para “tratar de reconducir su posición” sobre este asunto.

El ejemplo de Grecia y Escocia

En Grecia todo empezó igual” aseguraron, aludiendo al punto del programa electoral de Syriza que contemplaba la salida de la OTAN, el cierre de las bases que la Alianza tiene sobre territorio griego y la vuelta de todos los militares destinados en misiones en el extranjero. Algo similar a lo que propuso Andreas Papandreu cuando el PASOK llegó al poder por primera vez en los años 80.

Sin embargo, tal y como comentaron a sus interlocutores estos altos funcionarios, a través de grupos de presión y discretos encuentros entre portavoces, se consiguió que “Syriza renunciase a estos planes”.

Efectivamente, la formación de Alexis Tsipras concurrió a las últimas elecciones con un programa donde se había suprimido cualquier referencia a una hipotética salida de la OTAN. Esta decisión, por cierto, le que supuso perder el apoyo del ΚΚΕ, el Partido Comunista de Grecia.

También se mencionó el caso del Partido Nacional Escocés, uno de los máximos impulsores del proceso de autodeterminación que vivió el pasado año el país y que históricamente había reclamado una Escocia independiente y fuera de la OTAN. En 2012 renunciaron a sus planes de abandonar la Alianza.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·