Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Estados Unidos lleva tiempo exigiendo más fondos

El PP prepara una fuerte inversión en Defensa si gana las elecciones

Es una promesa de España a la OTAN. El objetivo es pasar del 0,9 del PIB al 1,5 en cuatro años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España no cumple con lo prometido a la OTAN en la cumbre de Atenas de 2014: todos los socios deben aumentar su gasto militar hasta alcanzar el 2 por ciento del Producto Interior Bruto. Los recortes en materia de Defensa han dejado a España a la cola de inversión militar en la Alianza. El PP se ha propuesto que, si gobierna, subirá esta cifra hasta el 1,5 del PIB en cuatro años.


Maniobras de la OTAN. Maniobras de la OTAN.

Según los datos ofrecidos por la OTAN en 2015, España tan sólo supera a Luxemburgo en cuanto a porcentaje del PIB invertido en gasto militar: un 0,9, la misma cifra que Hungría o Bélgica. Luxemburgo, país con un ejército de 3.000 hombres –como fuerza de defensa interior- sólo alcanza el 0,5.

Tal y como ha sabido El Confidencial Digital de fuentes políticas, el Partido Popular trabaja en el escenario de una renovación de legislatura en las próximas elecciones generales del 26 de junio. Y según estas voces, sobre la mesa –aunque no de forma pública- hay un plan para aumentar el gasto militar en los próximos cuatro años.

La medida supondría elevar las partidas de los presupuestos oficiales del Ministerio de Defensa, pero no sólo eso. El gasto militar, tal y como es entendido por la OTAN, englobaría el gasto en misiones internacionales –España superó los 1.000 millones en 2015-, o el presupuesto de la Guardia Civil y del CNI entre otros organismos.

Mínimo: 1,5 del PIB en 2020

En ese supuesto de que el PP ganase las próximas elecciones, el plan del Gobierno pasaría por situar a España en torno al 1,5 por ciento del PIB anual al final de la próxima legislatura –en el año 2020-. “No sería asumible”, dicen, llegar al 2 por ciento del PIB.

Esta meta, que se incluye dentro de un programa de máximos manejado internamente en Génova y en Moncloa, responde a una exigencia de la OTAN y de algunos de los socios más importantes. Principalmente Estados Unidos.

En 2014, España se comprometió en la cumbre de la OTAN en Atenas a llegar al estándar exigido por la Alianza a todos sus socios: un 2 por ciento del PIB se dedicará a gasto militar. Sin embargo, los recortes presupuestarios iniciados en 2009 han acabado por situar a España a la cola.

El ‘recado’ de Estados Unidos

Estados Unidos ha advertido en más de una ocasión a España en este sentido. La última, durante la visita a Madrid en 2015 de Ashton Carter, secretario de Defensa norteamericano.

Durante una de sus comparecencias, Carter instó a España a “invertir al menos un 2 por ciento de su PIB en Defensa”. Se trata, decía, de “un compromiso que hicimos todos los países de la OTAN”.

Las fuentes políticas consultadas explican que “España debe ponerse al nivel, al menos, de los socios europeos más importantes” en referencia a Alemania o Francia, países cuyo gasto militar es bastante más elevado en proporción a España.

Máxime, explican, en la coyuntura de seguridad actual en la que vive Europa, “con la amenaza del yihadismo, la inseguridad en el Mediterráneo o la crisis de Ucrania y Rusia” aseguran estas voces, conocedoras de los planes de Génova. El aumento del gasto es, dicen fuentes ‘populares’, la única forma de recuperar el peso en el poder de decisión de la OTAN.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·