Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El Gobierno asume que habrá relevo

Una visita de Pedro Argüelles a India abre la puerta a su candidatura como ministro de Defensa

Ha llamado la atención que haya empezado a realizar tareas propias de Pedro Morenés. En el PP se le considera un ‘valor en alza’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Morenés nunca ha sido claro sobre su futuro al frente del Ministerio de Defensa, pero en el Gobierno ya se asume que no repetirá legislatura en caso de que el PP revalide victoria en las urnas. En el partido ha cobrado mucha fuerza en los últimos meses el nombre de un posible sustituto: el secretario de Estado de Defensa Pedro Argüelles.


Pedro Morenés y Pedro Arguelles. Pedro Arguelles, Pedro Morenés e Irene Domínguez-Alcahud

El pasado fin de semana, el secretario de Estado de Defensa viajó a Nueva Delhi (India) para mantener un encuentro con responsables del Ministerio de Defensa indio para tratar “asuntos de interés mutuo”.

Según fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, esos asuntos son en esencia cuestiones comerciales relacionadas con el interés de India en comprar material de Defensa a España.

Contratos para Airbus y Navantia

La misión comercial de Arguelles, aseguran, involucra a Airbus y Navantia. Allí, según estas voces, se retomó el interés de India por adquirir aviones cisterna y de transporte –C-295-, así como una posible transferencia de tecnología para que se construyan allí varios ‘gemelos’ del buque Juan Carlos I.

La visita no ha tenido eco entre la prensa española ni ha sido difundida de forma oficial por el Ministerio. Sin embargo, sí ha llegado a círculos militares, y según aseguran oculta un detalle significativo: Argüelles ha tratado directamente estos asuntos con el ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar.

Tal y como recuerdan, en este tipo de visitas los cargos del Ministerio suelen reunirse con sus homólogos. Pero esta vez, Argüelles lo ha hecho con el máximo dirigente. Extraña, aseguran, sobre todo por la importancia de los contratos que se juega ahí España.

Se trata únicamente de un detalle, dicen los militares consultados, pero ya son varios guiños los que han detectado y que –según apuntan- colocan a Argüelles en la línea de salida para sustituir a Pedro Morenés ante una hipotética segunda legislatura del PP.

La ambigüedad de Morenés sobre su futuro

Cabe recordar que Pedro Morenés nunca ha sido claro sobre sus intenciones de continuar al frente del Ministerio. Cuando es preguntado al respecto, sus respuestas suelen ser un tanto ambiguas. Su nombre ha salido hasta ahora en todas las quinielas de crisis de gobierno, aunque finalmente ha aguatado al frente de Defensa durante toda la legislatura.

Entre los círculos más altos de las Fuerzas Armadas, donde ya conocían a Morenés –fue secretario de Estado durante la primera legislatura de Aznar-, se especulaba con que su llegada respondía más a la necesidad de un gestor que un político, y cuyo objetivo sería poner en orden las cuentas del Ministerio –con numerosos impagos de Programas Especiales-. Pero tras su inicio discreto, Morenés entró de lleno en temas puramente políticos como el de Cataluña.

Apuestas por Argüelles en Génova

En la otra orilla, la política, los comentarios van en la misma dirección. Desde Génova voces consultadas admiten a ECD que “Argüelles está muy bien valorado” dentro del partido por su perfil de “discreción” y “tecnócrata”.

De hecho, explican, Moncloa cuenta con Argüelles para el futuro. Este mismo año sonó con fuerza para encabezar la candidatura ‘popular’ por Asturias en las elecciones autonómicas, región con la que el secretario de Estado tiene fuertes lazos familiares.

Sin embargo la opción no cuajó. Según explican estas fuentes, fue el propio Argüelles quien desestimó la opción y asumió que “su sitió está en Madrid”. Anteriormente incluso fue propuesto por parte de José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz como posible sustituto de Sanz Roldán al frente del CNI, una maniobra que suponía apartar a Soraya Sáenz de Santamaría del círculo de poder de los servicios de inteligencia españoles. Finalmente se impuso la continuidad del ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·