Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Ya lo pensó Zapatero pero le frenó José Bono

Pedro Sánchez se plantea suprimir el Ministerio de Defensa integrándolo en un nuevo macro departamento de “Seguridad”

Lo fusionaría con Interior, pero la idea es que no desaparezca la palabra ‘Defensa’ para evitar otro revuelo como el que provocó su anuncio de que “sobraba”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El equipo de Pedro Sánchez se ha metido ya en la tarea de diseñar la configuración del futuro Gobierno para el caso de que, tras las elecciones generales, puede ser el nuevo inquilino de La Moncloa. Y uno de los escenarios con los que trabaja el PSOE es la fusión de ministerios, medida que afectaría al ministerio de Defensa, que quedaría integrado en un macro departamento de “Seguridad”.



Pedro Sánchez, en la proclamación como candidato a las generales. Pedro Sánchez, en la proclamación como candidato a las generales.

En ese rediseño, el mantenimiento del Ministerio de Defensa como tal no es una prioridad para Pedro Sánchez. Más bien, es la última de sus preocupaciones, según los planes del secretario general del PSOE que ha publicado El Confidencial Digital.

Y si lo hay, tampoco se empeñaría en poner un socialista el frente: estaría dispuesto a ofrecerlo como moneda de cambio para un hipotético pacto con otra formación política, como por ejemplo Podemos, que se han mostrado interesados por hacerse con esa cartera.

Fusionar Defensa e Interior

Pero hay más: Defensa podría desaparecer como tal bajo si Pedro Sánchez preside el Gobierno. Según han confirmado a ECD fuentes socialistas, es uno de los departamentos que el equipo de precampaña baraja para incluirlo en una fusión de ministerios. La concentración y reducción de departamentos es una de las líneas de trabajo entre quienes están elaborando el programa del PSOE para las generales.

Preguntadas estas fuentes por el futuro que le espera al ministerio que actualmente dirige Pedro Morenés, responden que, pese a que aún no hay nada cerrado ni decidido definitivamente, la propuesta de fusionarlo con el Ministerio del Interior está sobre la mesa.

Vamos partido a partido. Primero hay que ganar las elecciones, pero es una de las fusiones que se están estudiando”, reconocen.

El plan pasaría por unificar dos ministerios, Defensa e Interior, para crear un superministerio de “Seguridad”.

En el índice que articula el programa electoral socialista ni siquiera figura un epígrafe dedicado a temas militares, sino que está incluido en un área más amplia denominada “Seguridad y libertades”. En el llamado ‘Gobierno en la sombra” que ha designado Pedro Sánchez, al frente de ese área ha situado a Patxi López.

No desaparecería la palabra Defensa

Sin embargo, las fuentes consultadas afirman que, aunque deje de existir el actual ministerio, la palabra “Defensa” como tal no tiene por qué desaparecer en la denominación del futuro ministerio de Seguridad.

Personas próximas a la dirección de Pedro Sánchez reconocer: “No podemos eliminar la palabra Defensa, después de la bronca que se montó tras la entrevista a Pedro en El Mundo”.

Aluden a las declaraciones de Pedro Sánchez a dicho periódico en las que, preguntado sobre “¿Qué ministerio sobra?”, respondió con un escueto “Defensa”. Posteriormente, y tras el revuelo que provocaron sus palabras, sobre todo en el mundo militar, las matizó asegurando que no pretendía eliminarlo, sino solo reducir los fondos que se le destinan.

Pocos días después, mandos militares consultados por ECD mostraron su decepción con esas palabras del secretario general, que calificaron de “gesto populista”, impropio de una formación “con cultura de defensa” como el PSOE.

Debate interno en el PSOE

No obstante, En Ferraz no todos apoyan esta posible fusión de Defensa e Interior. Los partidarios de mantener un ministerio de Defensa argumentan que “en otros gobiernos europeos se ha estudiado esa posibilidad pero nunca ha llegado a concretarse”.

En el ámbito de Interior tampoco se ha recibido muy bien esta opción. Desde círculos socialistas de la Comisión de Interior han trasladado al equipo que estudia esta posibilidad que se trata de “dos ministerios que tienen características muy específicas y que no podrían casar si se unen”. Especialmente en un momento de gran tensión como es la amenaza yihadista.

Otra de las figuras contrarias a la fusión sería el portavoz de Defensa del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, que está participando activamente en la elaboración del programa electoral.

Según fuentes socialistas, López Garrido es contrario a la fusión los dos ministerios, y su opinión podría ser valorada positivamente por Pedro Sánchez.

Un plan al que Zapatero renunció

El plan de fusionar Interior y Defensa en un ministerio de Seguridad no es nuevo. El primero que planteó esta opción fue José Luis Rodríguez Zapatero, durante su primer año en el Gobierno.

La iniciativa quedó finalmente descartada por las gestiones de José Bono, entonces titular de Defensa, que convenció a Zapatero de que ese ministerio debía mantener una identidad propia. Lo cuenta el propio Bono en sus memorias, recientemente publicadas.

ECD ha sabido ahora que aquella labor de presión de Bono a Zapatero, para que no suprimiese Defensa, estuvo precedida por reuniones con altos mandos militares –algunos ocupaban entonces los cargos más altos del escalafón militar- en las que se convenció al ministro de que se trataba de una “idea peregrina”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·