Lunes 20/11/2017. Actualizado 08:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El líder del PSOE sugirió que iba a suprimir el Ministerio

El equipo de Pedro Sánchez ha celebrado reuniones reservadas con jefes militares

Miembros del Ejército en la reserva han aconsejado al secretario general que no elimine Defensa y que preste atención a los asuntos castrenses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los militares se mueven para convencer a Pedro Sánchez de que no ignore del Ministerio de Defensa si llega a La Moncloa. Ni siquiera si mantiene su puesto como líder de la oposición. Altos mandos se han reunido con su equipo para trasmitirle “la importancia de lo militar”.

Pedro Sánchez en la Cadena SER. Pedro Sánchez en la Cadena SER.

En las Fuerzas Armadas no se olvidan las palabras –luego puntualizadas- de Pedro Sánchez en una entrevista con El Mundo, en las que aseguraba que “sobra Defensa”. Hacía referencia al departamento que estaba en el punto de mira de una posible reorganización de la Administración Pública.

Fuentes socialistas confirmaron entonces a ECD que las declaraciones de Pedro Sánchez no eran algo vacío de contenido. En Ferraz se trabajaba realmente en un escenario rupturista: una fusión entre Interior y Defensa, dando vida a una especie de macroministerio de Seguridad que aglutinase a militares y demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Incluso se barajaron otras opciones más alarmantes para ciertos círculos de las Fuerzas Armadas: Defensa podía utilizar como moneda de cambio en un pacto de Gobierno PSOE-Podemos. La formación de Pablo Iglesias se había fijado como objetivo tomar el control de este área y por aquel entonces estaban buscando de hecho a su potencial ministro de Defensa.

Que Sánchez ‘entre en razón’

Desde entonces no han sido pocos los militares que, alertados por una posible deriva antimilitarista del PSOE, han intentado hacer ‘entrar en razón’ al secretario general socialista.

Algunos han logrado al menos ser escuchados. Según ha sabido El Confidencial Digital, en lo que va de año se han celebrado varias reuniones entre personas del entorno más próximo de Sánchez y militares de alta graduación en la reserva –que actuaron como representantes de otros mandos en activo que, por su condición, no podían relacionarse con asuntos políticos.

Encuentros con el entorno de Sánchez

El Confidencial Digital ha podido confirmar, al menos, uno de estos encuentros. Uno de los protagonistas involucrados ha admitido la existencia de esa cita, que tuvo lugar hace algunos meses. Los protagonistas fueron un alto oficial de las Fuerzas Armadas ya en la reserva y personas del entorno más próximo a Pedro Sánchez.

En esa reunión, se le trasladó al entorno del dirigente socialista algunos de los comentarios y valoraciones que circulaban sobre su escaso interés por las cuestiones militares.

Alertados por el “sobra Defensa”

Se abordó la espinosa cuestión de la erradicación del Ministerio de Defensa para dar vida a un departamento integrado con Interior. Este escenario, explicaron en su día fuentes socialistas, no supondría la desaparición de la palabra ‘defensa’ de la denominación del nuevo organismo.

Pero estos planes generaron una gran polémica interna. Para empezar, no contaban con el apoyo de todo Ferraz. Uno de quienes lo rechazaban de pleno fue el diputado Diego López Garrido, quien en estos momentos está al cargo de la elaboración del programa electoral en materia de defensa.

Misión (“más o menos”) cumplida

En este punto se han centrado los encuentros de estos altos mandos militares en la reserva: convencer a Pedro Sánchez que la Defensa Nacional es “un pilar del Estado” como lo es la Educación o la Sanidad.

Una de sus mayores preocupaciones era que lo militar se convirtiese en un tema de campaña en términos “populistas”. En una deriva pacifista y de ONG que obviara un debate de ideas y se convirtiera en una herramienta para ganar votos en la izquierda.

Pasados ya unos meses de esos encuentros, alguno de los militares involucrados en estas labores de ‘lobby’ político hacen un balance positivo: el PSOE de Pedro Sánchez ha incorporado a Zaida Cantera y a Irene Lozano –muy bien valorada en estos círculos- y parece haber “recapacitado, más o menos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·