Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Ante la posibilidad de un pacto de gobierno Pedro Sánchez-Pablo Iglesias

El Pentágono concluye que Podemos es un problema para Estados Unidos

La oposición a la presencia americana en Rota y Morón obligaría a Washington a replantearse su estrategia mundial de defensa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias ha renunciado oficialmente a ser vicepresidente de un Gobierno PSOE-Podemos. Sin embargo, mantiene firme su apuesta por colocar en Defensa al ex JEMAD José Julio Rodríguez. Los planes militares del partido, especialmente el veto a la presencia norteamericana en Rota y Morón, chocan frontalmente con los del Pentágono, y Estados Unidos podría verse obligado a replantearse toda su estrategia mundial de defensa.

Pablo Iglesias y José Julio Rodríguez. Pablo Iglesias y José Julio Rodríguez.

La base gaditana es el centro de operaciones del Escudo Antimisiles, mientras que las instalaciones sevillanas se ubican hasta 2.200 militares de la Fuerza de Reacción Rápida para el norte de África.

En el documento programático para un Gobierno conjunto que Podemos presentó a Pedro Sánchez, titulado  ‘Un país para la gente’, figura la intención de la formación de Pablo Iglesias de realizar una auditoría y de proceder a una revisión del convenio bilateral por el que se rige la presencia de tropas estadounidenses en territorio español.

Habla, concretamente, del acuerdo que establece el uso de las bases de Rota y Morón de la Frontera por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Desde Podemos alegan que la presencia militar norteamericana “afecta a nuestra soberanía y supone un riesgo para nuestra seguridad nacional”.

Morón y Rota, claves para el Pentágono

La situación de Rota y Morón es clave para la estrategia militar del Pentágono a nivel mundial. Y los planes de Washington pasan por elevar su estatus de importancia a lo largo de la próxima década, tal y como queda reflejado en el documento Global En Route Strategy elaborado por el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono. Un dossier del que informó El Confidencial Digital en 2014.

Según esa hoja de ruta, Rota debe estar situada entre las tres bases claves del planeta, denominadas Tier 1 (actualmente ocupa Tier 2). Eso supondría situarla al nivel de Ramstein, en Alemania, o de Hickman (Pearl Harbor, Hawái).

El Pentágono valora muy positivamente la base gaditana, no sólo su ubicación, en el Mediterráneo, sino también por su puerto de aguas profundas, su capacidad logística aire-mar y la proximidad de una pista de aterrizaje alternativa en Morón.

En cuanto a Morón, el Global En Route Strategy  también incide en la necesidad de convertirla en una base “operativa las 24 horas”. Destaca que dispone de la rampa de aparcamiento de aeronaves más grande de Europa, su ubicación segura, y la ausencia de problemas de ruido en poblaciones cercanas.

Por esas razones, en el documento considera a ambas bases claves para la estrategia militar del Pentágono en el horizonte de 2025. Tanto para la continuidad del Escudo Antimisiles como de la Fuerza de Reacción Rápida, responsable de actuar de urgencia ante cualquier incidente terrorista contra intereses españoles y occidentales en el norte de África. Y ambas son, además, claves para mantener el mapa logístico en otros teatros de operaciones.

La llegada de Podemos a Defensa podría desbaratarlo todo

El Confidencial Digital tiene constancia de que la situación política de España está provocando incertidumbre entre mandos norteamericanos destinados en Morón y Rota. Así lo atestiguan fuentes españolas que han podido tratar estos asuntos con militares de alta graduación de Estados Unidos en las últimas semanas, que han preguntado con preocupación sobre el futuro político de España a corto plazo.

Según estas informaciones, en el Pentágono comienzan a valorar la posibilidad de que un nuevo gobierno PSOE-Podemos asuma las líneas de actuación propuestas por Pablo Iglesias en materia de Defensa. El hecho de que Podemos mantenga la candidatura del ex JEMAD José Julio Rodríguez como ministro de Defensa de un Gobierno ‘de cambio’ apunta en esa dirección.

El proceso para auditar, y llegado el caso revocar, el último convenio bilateral de España y Estados Unidos sería un trámite largo y complejo que requeriría –explican estas fuentes- su paso por el Congreso y el Senado. Sin embargo podría ejecutarse si existiese voluntad política.

De momento, en el PSOE se afirma que Pedro Sánchez no se ‘mojará’ en un asunto tan peliagudo, que podría afectar gravemente a la diplomacia entre España y Estados Unidos. No quiere, tal como publicó ECD, ser visto como un “Zapatero bis”. Pero el líder socialista aún tiene por delante una negociación para formar Gobierno y deberá hacer concesiones para conseguirlo.

Washington maniobra desde hace años

La oposición de Podemos a los planes del Pentágono es un problema que Washington lleva años visualizando. Tal como contó ECD en enero de 2015, la diplomacia estadounidense ya manejaba un escenario en el que Podemos llegase al poder tras alcanzar una porción importante de los escaños en el Congreso de los Diputados en las elecciones previstas para finales de ese año.

En ese caso, admitían entonces fuentes del Gobierno español, se podrían dificultar los planes del Pentágono. Por ello, los diplomáticos norteamericanos urgieron al gobierno a acelerar las negociaciones para la firma del nuevo convenio bilateral.

Estados Unidos negó oficialmente la información publicada por este medio. Pero tan sólo seis meses después, el Gobierno de Rajoy anunciaba la firma del tercer protocolo de enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y EEUU.

La decisión se llevó al Congreso mediante tramitación urgente, una figura parlamentaria que agiliza y reduce a la mitad los trámites necesarios para su aprobación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·