Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Tendrá que pasar cinco meses de arresto

Prisión para un cabo que castigó a un soldado a hacer flexiones al grito de “soy un mierda”

El militar condenado descubrió en una red social fotografías de su subordinado en actitud festiva. Éste había alegado que estaba lesionado para no participar en unas maniobras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un cabo del Ejército de Tierra ha sido condenado a cinco meses de prisión militar por cometer un delito de “abuso de autoridad”: castigó a un soldado a hacer sentadillas y flexiones mientras éste gritaba que era un “mierda” y “una maricona”.


Militares de Tierra realizando su 'prueba de unidad'. Militares de Tierra realizando su 'prueba de unidad'.

La sentencia de la Sala Quina de lo Militar del Tribunal Supremo condena al acusado por un delito de ‘abuso de autoridad’, recogido en el artículo 106 del Código Penal Militar.

La pena asciende a cinco meses de prisión, además del abono de una indemnización de 600 euros al perjudicado, un soldado que se encontraba bajo su mando.

El cabo, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital, castigó a su subordinado con una serie de ejercicios físicos –flexiones y sentadillas-, obligándole mientras a gritar expresiones como que era “un mierda” y “una maricona”.

Los hechos ocurrieron justo al finalizar la formación previa a la comida. El cabo solicitó al soldado que se presentase en el vestuario, donde le recriminó que se hubiera perdido una marcha de 60 kilómetros alegando que tenía una lesión que le impedía hacer ejercicio físico.

Según relata la sentencia, el cabo había comprobado en la red social ‘Tuenti’ que días antes de estos ejercicios el soldado se había fotografiado en actitud festiva durante las Navidades.

En una de las fotografías aparecía el soldado con una chica sobre sus hombros, por lo que el cabo le recriminó que no había tal lesión. Tras el castigo, el soldado puso en conocimiento de un superior estos hechos.

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··