Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Condenado a 3 meses y un día

Prisión para un cabo que presumía de haber hecho “placa placa” a un suboficial

Golpeó a un sargento y alardeaba de que éste no daba parte por la vergüenza de haber sido agredido por un subordinado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha condenado a un cabo del Ejército de Tierra que agredió a un suboficial durante una pelea. Ambos iniciaron el altercado a raíz de una discusión por una soldado, esposa del sargento y ex pareja del cabo. No hubo denuncia hasta pasado un mes. Según la sentencia, el cabo alardeaba de que le había hecho “placa placa” a su superior y que no le “pasaría nada” porque era algo humillante para el agredido.


Acuartelamiento de Figueirido (Pontevedra). Acuartelamiento de Figueirido (Pontevedra).

Ocurrió la mañana del 4 de diciembre de 2012, en el acuartelamiento de la base militar de Figueirido (Pontevedra), base del Grupo de Artillería de la BRILAT. En torno a las diez de la mañana, el sargento acudió hasta donde estaba el cabo para requerirle que “dejara en paz a su pareja sentimental”, una soldado de la misma base.

Se da la circunstancia que la soldado era ex pareja del cabo, y que según el sargento “la insultaba e interpelaba de modo improcedente”. Le acusaba, además, de unos daños registrados en su vehículo.

La discusión, que tuvo lugar frente a testigos, subió de tono hasta que el suboficial se quitó las divisas y arrojándolas al suelo. Entonces comenzó una pelea en la que, según la sentencia, ambos juntaron sus cabezas una contra la otra y comenzaron un forcejeo.

 En un momento dado, el cabo lanzó un puñetazo que impactó en la cara del suboficial, causándole un traumatismo facial, enrojecimiento y un ligero sangrado. Fueron separados por otros militares de tropa que habían sido testigos de la escena.  No hubo parte oficial del incidente.

En días posteriores no se habló de otra cosa en el acuartelamiento. Según recoge la sentencia, el cabo realizó comentarios en su unidad “jactándose de que había golpeado a un sargento y no pasaba nada”. Dijo, en concreto, que le había hecho “placa placa” al “Tiburón”, como le llamaba despectivamente.

Argumentaba que no habría consecuencias disciplinarias por la agresión por el hecho “vergonzoso” para el suboficial que suponía haber sido agredido por un subordinado.

El subordinado, que en un principio no tenía intención de dar parte de los hechos, decidió hacerlo 24 días después por el revuelo que se había organizado en la base ante aquel incidente.

3 meses y un día de prisión

El Supremo ha condenado ahora al cabo como “autor responsable de un delito consumado de insulto a un superior, en su modalidad de maltrato de obra, previsto y penado en el artículo 99.3º del Código Penal Militar de 1985”.

 La pena de 3 meses y un día tiene un “atenuante específico militar de la responsabilidad criminal de provocación previa del superior, prevista en el apartado 2º del párrafo primero del artículo 22 del citado Código punitivo marcial, de haber precedido por parte del superior inmediata provocación o cualquiera otra actuación injusta que naturalmente haya producido en el sujeto un estado pasional o emocional intenso” refleja la sentencia.

 

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··