Miércoles 18/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En el Regimiento Cazadores de Montaña Galicia 64

Prisión a un sargento por golpear en el pecho a los soldados que entregaban el arma en malas condiciones

Faltas castigadas: fusiles sucios, cambiados, sin percutir, sin correa... Uno de los afectados sufrió una lesión en el costado.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un sargento del Ejército de Tierra ha sido condenado a cuatro meses de prisión por un delito de abuso de autoridad en su modalidad de maltrato de obra a inferior. Fue denunciado por golpear a soldados que le entregaban en malas condiciones el armamento que el gestionaba en el Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Galicia 64’.

Tribunal Supremo. Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por el sargento, y ha confirmado la sentencia del Tribunal Militar Territorial Tercero de Zaragoza, que le impone una pena de cuatro meses de prisión.

Los hechos ocurrieron en el año 2015. Un soldado de la 1ª Compañía del Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Galicia 64’ acudió al servicio de urgencias de la Policlínica Pirineos, en Jaca, para que se le analizase un fuerte dolor que tenía en el pecho.

Allí le detectaron  en una ecografía un “callo óseo” compatible con un traumatismo costal. Días antes, el soldado había recibido un puñetazo en el pecho del sargento que se encontraba a cargo del arsenal del la Compañía.

El motivo de esta agresión fue, explica el Supremo en la sentencia, que el soldado había entregado el fusil HK G36 sin percutir y sin que su correa estuviese en el sitio.

El soldado comunicó lo sucedido a un teniente que en ese momento era jefe accidental de su compañía. Al día siguiente, el propio teniente fue testigo de otro golpe propinado por el sargento a un soldado. En esta ocasión, para recriminarle que había entregado el fusil sucio y que el número no correspondía con el arma que se le había asignado.

El teniente dio parte de lo sucedido al Coronel Jefe del Regimiento de Cazadores de Montaña, que lo elevó a la justicia militar, iniciándose así el proceso que ahora acaba de dar por cerrado el Supremo con la condena a cuatro meses de prisión del sargento.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··