Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La base de Rota puso en movimiento vuelos intensivos de Harriers, helicópteros y aviones de transporte durante los graves incidentes entre tropas de Marruecos y saharauis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los vuelos de aviones militares se han multiplicado estos días en los cielos que rodean la base estadounidense de Rota coincidiendo con la grave crisis provocada por la actuación de la policía marroquí en un campamento de desplazados en el Sahara. Según fuentes militares, no es una coincidencia.

Así lo atestiguan quienes viven en las cercanías de la base de Rota. Desde el pasado martes, los despegues y aterrizajes de aviones de caza militares norteamericanos se han intensificado en las pistas de la base gaditana.

Cada 5 minutos sale o entra algún avión. Es imposible no oírlos. En apenas dos horas he llegado a contar hasta 20 despegues” asegura a El Confidencial Digital un testigo de esta inusual actividad aérea. Algunos de los que habitan las cercanías de la base, que ya se han familiarizado con los modelos de los aparatos, señalan que la mayoría de aviones eran cazas Harrier, aviones de transporte C-17, e incluso varios modelos de helicópteros.

Según las fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, estos movimientos están directamente relacionados con los graves sucesos acontecidos en el campamento de Agdaym Izik, que Marruecos ha tomado por la fuerza tras una operación policial-militar. En total más de 160 detenidos y cerca de 30 muertos (entre ellos, 10 agentes de seguridad marroquíes).

Las mismas voces aseguran que cuando se produce algún acontecimiento de alcance internacional en la zona, suele ir acompañado de un aumento de vuelos militares en la base militar de Rota.

El objetivo de este despliegue extraordinario es hacer “visible” la fuerza aérea norteamericana en los momentos más ‘calientes’. Cada aparato militar que sobrevuela el Mar de Alborán queda registrado en los radares de la Fuerza Aérea marroquí.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·