Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La playa de la base de Rota ha sido abierta de nuevo a las familias de los militares: la publicación de las quejas de algunos oficiales provocó la rectificación de la Armada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Defensa decidió hace unos meses cerrar el acceso a la playa que rodea la base naval de Rota para las familias de los militares. La decisión, tomada a instancias de una denuncia del alcalde de Rota, fue criticada por un teniente de Navío que recibió una sanción menor por sus palabras. El eco mediático que ha tenido este hecho ha provocado la marcha atrás de la Armada.

El pasado mes de mayo el Almirante de la Base dictó una disposición en la que estipulaba que la playa de Rota no volvería a abrirse para los familiares de los militares: tan sólo iban a poder usarla los integrantes de las Fuerzas Armadas. Y para hacer deporte, no para fines lúdicos.

Al conocer esta decisión, el personal de Rota inició una campaña de recogida de firmas para tratar de revertir la situación. Incluso hubo algún oficial que publicó un escrito de protesta, como el teniente de Navío Francisco Gallego Aranda, cuyo texto apareció en la revista Atenea. Por esa colaboración recibió una sanción menor: conozca aquí los detalles de este suceso.

Pues bien. Según las informaciones recogidas ahora por El Confidencial Digital, la playa ha sido abierta de nuevo este verano a los militares y sus familias. La decisión se tomó a mediados de julio, cuando se solventó el problema que había generado toda la polémica.

El alcalde de Rota había protestado por considerar que era una discriminación que los ciudadanos de la ciudad no pudieran utilizar esa playa, a pesar de que el arenal se encuentra en zona de seguridad de la base. El eco de un reportaje emitido por Antena 3 TV hizo el resto.

Sin embargo, la Armada ha podido levantar el veto tras llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Rota. Cualquier ciudadano empadronado en esta población y con una cierta antigüedad reconocida puede ahora pedir un permiso temporal para entrar en la playa. A los quince días, el salvoconducto caduca pero este puede ser prorrogado.

El interesado debe enviar al consistorio sus datos personales rellenando un formulario y la división de seguridad de la base naval comprueba si el solicitante tiene antecedentes penales. Si todo está conforme, recibe el permiso.

Fuentes consultadas por ECD confirman que en estas semanas apenas se han registrado visitantes externos a la citada playa. Hay que recordar que este arenal no tiene habilitados los servicios tradicionales de los que suelen disfrutar los usuarios en cualquier costa: duchas, baños públicos, terrazas…

Las familias de los militares sí han sido vistas acudiendo regularmente a la zona. Además, la valla que separa la playa de la base naval y la famosa Playa de la Luz de Rota sigue en pie.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·