Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En la Base militar General Álvarez de Castro (Girona)

El Supremo confirma la expulsión de un sargento que dio positivo en cocaína tres veces en año y medio

Fue sometido a análisis sorpresa previstos en el reglamento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Tribunal Supremos de la Sala de lo militar (Madrid) confirma el despido del Sargento del Ejército de Tierra por consumo reiterado de cocaína. Cumplía destino en la Base militar General Álvarez de Castro (Girona) donde se realizaron los análisis sorpresa. Estos se encontraban dentro del marco previsto en los Planes Antidrogas de las Fuerzas Terrestre. Los resultados positivos fueron comunicados de inmediato al expedientado.

Suboficiales del Ejército de Tierra. Suboficiales del Ejército de Tierra.

El Sargento del Ejército de Tierra con destino en la base militar General Álvarez de Castro en Girona será despedido por consumo reiterado de drogas. El Tribunal Supremo de la Sala de lo Militar confirma su expulsión del cuerpo de las Fuerzas Armadas tras dar positivo en cocaína tres veces en año y medio.

Se efectuaron análisis sorpresa dentro del marco previsto en los Planes Antidroga del Ejército de Tierra y de las Fuerzas Terrestres. Los resultados positivos se le comunicaron de inmediato al sargento. En la notificación se le advirtió expresamente de las consecuencias y el derecho a solicitar un contra análisis.

El expedientado solicitó que le repitieras los análisis antidrogas alegando que aquellos resultados no podían ser ciertos. Finalmente se confirmaron los hechos. Se procedió a la apertura de una sanción disciplinaria de despido como autor del consumo de sustancias tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas con habitualidad.

El afectado alegó que las pruebas no se realizaron con rigurosidad, ya que pasaron por manos de Suboficiales antes que los encargados de Sanidad. El Tribunal Supremo lo desestimó y concluyó añadiendo que las pruebas se habían realizado bajo las órdenes y la notoriedad de las Fuerzas Armadas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·