Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Se reabre una crisis diplomática ya cerrada

Tensión entre Moscú y Madrid por la propuesta española de enviar tropas a Letonia

Morenés trasladó una oferta de colaboración a la OTAN y el ministro de Defensa del Kremlin ha reabierto la polémica por el veto a los buques de la Flota Rusa en Ceuta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rusia no había reaccionado oficialmente tras el encontronazo diplomático que supuso que España negase la entrada a buques de su flota del Mar del Norte en Ceuta. Una decisión en la que tuvo mucho peso la OTAN. Sin embargo, el ministro de Defensa ruso rompió el silencio con unas polémicas palabras, que en Moncloa achacan al ofrecimiento español a colaborar con tropas en una misión militar en Letonia.


Submarino ruso atracado en Ceuta. Submarino ruso atracado en Ceuta.

España vivió a finales del pasado octubre una crisis diplomática al verse inmersa en un pulso entre la OTAN y Rusia. La posible escala en Ceuta de una flota rusa proveniente del Mar del Norte y con destino a Siria mantuvo en vilo a la diplomacia española durante días.

Finalmente se solucionó al anunciar Rusia que renunciaba unilateralmente a hacer escala en Ceuta, tal y como venían haciendo los buques de su Armada en los últimos años. El puerto de la ciudad autónoma se ha convertido en escala habitual para las unidades de la Voyenno-Morskóy.

Detrás de la resolución –tal y como contó ECD- había un pacto privado entre Exteriores y la embajada rusa para no tener que tramitar una prohibición explícita de escalar en Ceuta. Una solución que limitaba en gran medida las posibles consecuencias diplomáticas generadas por la situación. En adelante, los buques rusos tendrían de nuevo abiertas las puertas de Ceuta.

Sin embargo, las posiciones se han vuelto a enfrentar en la última semana. El pasado 27 de octubre, el ministro de Defensa Pedro Morenés anunciaba durante una reunión de la OTAN  en Bruselas su intención de valorar el envío de más de un centenar de militares españoles a una misión en Letonia conducida por Canada.

Se trata de una serie de misiones de la OTAN en el Báltico, que contemplan el despliegue de fuerzas militares en Lituania, Letonia, Estonia y Polonia. Una operación que Rusia asume como una amenaza. La Alianza ha pedido a España que refuerce el batallón canadiense en suelo letón.

Según ha sabido ECD de fuentes militares, en Defensa asumen que este anuncio es lo que ha provocado que desde el ministerio ruso se haya abierto de nuevo la crisis por el veto a las escalas rusas en Ceuta. Algo que el Kremlin no había valorado en público hasta la pasada semana.

El ministro de defensa ruso, Serguei Shoigu, aludió directamente a España al asegurar que “nos ha asombrado especialmente la posición de algunos países que bajo presión de EEUU y la OTAN anunciaron públicamente la negativa del permiso de entrada de nuestros buques a sus puertos”.

“Es hora de que nuestros colegas occidentales se aclaren, ¿contra quién combaten en realidad, contra los terroristas o contra Rusia? Han olvidado quiénes fueron los que asesinaron a inocentes en los atentados terroristas de Bélgica, Francia, Egipto, Irak y otros países”” aseguró a medios rusos e internacionales.

En círculos diplomáticos españoles se entienden estas palabras en clave de ‘toque de atención’ no por el veto a las escalas rusas en Ceuta, sino por los compromisos alcanzados por España en la última cumbre de la OTAN.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·