Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El servicio de cría caballar de Tierra, que se ocupa del mantenimiento de la raza equina española, se encargará a partir de ahora de los perros de seguridad de los tres ejércitos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los perros que los tres ejércitos utilizan para la seguridad de sus cuarteles han pasado a depender del organismo de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas. El traspaso de estas competencias ha generado suspicacias en muchos de los cuarteles, que guardaban con celo la responsabilidad de criar, amaestrar y seleccionar a sus propios perros.

El Boletín Oficial del Estado recogía el pasado 23 de octubre diversos cambios en la estructura de varios ministerios, coincidiendo con la entrada de los nuevos ministros. Uno de ellos era la modificación del estatuto del servicio de Cría Caballar para incluir entre sus funciones la cría y “producción” de los perros de los tres ejércitos.

Esta decisión del ministerio de Presidencia no ha sentado bien en los cuarteles, ya que hasta ahora eran ellos quienes seleccionaban y criaban a sus propios perros, que luego utilizaban en las tareas de seguridad de los cuarteles.

Cada cuartel tenía, hasta ahora, sus propias reglas de cría de canes, una tradición que guardaban celosamente desde hace décadas. En adelante, la cría de perros estará centralizada en los cinco centros militares de Cría Caballar, en Zaragoza, Mazuerras, Écija, Ávila y Jerez.

Este organismo ha sido tradicionalmente el ‘guardián’ de la pureza genética de la raza equina española, entre las más valoradas internacionalmente. Su labor es muy reconocida en el extranjero, ya que gracias a las investigaciones sobre los genes se ha convertido en una de las instituciones de zootecnia más prestigiosas del mundo.

Según publica el BOE, esta decisión es una respuesta ante la “demanda creciente de perros en los Ejércitos”. Tiene, además, un componente económico, ya que la utilización del personal e instalaciones de los centros de Cría Caballar no supondrán “ningún incremento de costes”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·