Viernes 20/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El enfado del Gobierno Rajoy sigue vivo

El ninguneo de Trump a España con los destructores de Rota que bombardearon Siria, enterrado para siempre

Washington incumplió el convenio de Defensa al no informar del ataque pero sí hacerlo a Holanda, Rusia… El incidente tampoco se planteará al subsecretario de Asuntos Políticos de EEUU, de visita en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al Gobierno español aún no se le ha olvidado el malestar que generó la operación militar norteamericana que bombardeó territorio sirio en abril del año pasado. Los dos destructores de Estados Unidos partieron de la base de Rota, pero España nunca fue informada, ni antes ni después, de la misión. Sin embargo el tema ha quedado enterrado para siempre. Diplomáticamente “no compensa”.

Donald Trump y Mariano Rajoy, en los exteriores de la Casa Blanca. Donald Trump y Mariano Rajoy, en los exteriores de la Casa Blanca.

El 4 de abril de 2017, cien personas murieron en la ciudad siria de Jan Sheijun por la acción de un gas nervioso, presuntamente gas sarín. La oposición siria y el gobierno de Al Assad se culparon mutuamente del suceso, que dejó más de 400 heridos de gravedad.

Las imágenes convulsionaron a la comunidad internacional hasta el punto de que provocó lareacción militar de Estados Unidos contra el gobierno sirio. Tres días más tarde, Washington ordenó a dos de sus destructores, el USS Porter y el USS Ross, el lanzamiento de 59 misiles Tomahawk contra una base aérea siria en Homs. La base desde la que, supuestamente, partieron los aviones que bombardearon el poblado.

Aquel incidente tensó aún más el conflicto sirio, provocando el primer encontronazo diplomático grave entre Estados Unidos y Rusia, que defendía la inocencia de Al Assad en el asunto.

Los buques partieron de Rota

España se vio involucrada en aquella crisis diplomática, ya que tanto el USS Porter como el USS Ross tienen su base estable en los muelles de Rota. Ambos buques partieron de la base gaditana rumbo al Mediterráneo oriental. Lo hicieron cargados de misiles de crucero.

Sin embargo, Estados Unidos no informó a España de las intenciones de ambos buques pese a que el Convenio Bilateral Militar, firmado por ambos países, especifica que, en ciertos casos, las operaciones que tengan como origen Rota necesitarán “la autorización previa del Gobiernoespañol” (artículo 2.2). Uno de esos casos, según la versión del gobierno español, fue aquel ataque del 7 de abril.

Pese a dicha cláusula, según confirman a El Confidencial Digital fuentes diplomáticas bien situadas, Moncloa nunca recibió una explicación sobre esta operación militar contra Siria. La versión estadounidense explica que el ataque se planificó y aprobó días después –semanas, en el caso del USS Porter- de que los buques hubiesen salido al mar.

Malestar en el Gobierno español

Al margen de la interpretación del convenio bilateral, lo cierto es que aquella situación provocógran malestar en el Gobierno español. Moncloa se apresuró a emitir un comunicado apoyando la operación, pero lo cierto es que se habían “enterado por la prensa” de su existencia, según aseguran las fuentes consultadas por ECD.

El enfado creció en Madrid cuando trascendió que otros países que forman parte de la alianza internacional que bombardeaba al Daesh en Siria  fueron notificados oficialmente de la operación por la delegación que Washington tiene en la OTAN.

Francia, Reino Unido, Holanda y Dinamarca recibieron una carta. Incluso Rusia fue advertida. España, base de los dos destructores, no. Este ‘ninguneo’ sentó terriblemente mal al ejecutivo español.

Un cabreo enterrado para siempre

Aquel asunto nunca recibió una explicación satisfactoria para el Gobierno por parte de Estados Unidos. Sin embargo, España nunca presentó queja formal por aquel asunto.  Tampoco se hizo llegar el mensaje de forma indirecta. Sin embargo el malestar, según le consta a ECD, sigue vivo aún hoy.

Estos días visita Madrid el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Thomas A. Shannon, con una intensa agenda de contactos con los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Ildefonso Castro, de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando García Casas, y de Defensa, Agustín Conde.

Preguntadas fuentes próximas al Gobierno si la cuestión de los destructores sería un tema a tratar en dicho encuentro, estas voces aseguran que “aquello está enterrado”. No se pidieron explicaciones en su momento, tampoco durante los posteriores encuentros diplomáticos –Rajoy con Trump; Cospedal, con su homólogo…- y tampoco se pedirán ahora aprovechando la visita de Shannon.

En plenas negociaciones con Trump por el 2%

Cabe recordar que, durante los meses en los que se llevó a cabo la operación militar contra Siria, España mantenía abierta una negociación con Estados Unidos sobre el aumento de la aportación de nuestro país a la OTAN.

Donald Trump era tajante al respecto: España debía aumentar su presupuesto de Defensa hasta el 2 por ciento del PIB, independientemente  de las aportaciones logísticas a las misiones en marcha. El pulso que Moncloa mantenía con la Casa Blanca obligaba a mantener la mayor sintonía con Washington, con el objetivo de poder suavizar las exigencias norteamericanas. Algo que finalmente no se consiguió.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··