Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Unidad Militar de Emergencias aprovecha la ausencia de incendios para formarse: dedica el mes de julio a un plan de entrenamiento e instrucción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Unidad Militar de Emergencias cerró el mes de julio sin tener que combatir las llamas en los bosques ni luchar contra ninguna otra catástrofe natural. Pero los efectivos de la UME no se han quedado de brazos cruzados durante todo lo que llevamos de verano: han aprovechado la tregua que les han dado los incendios forestales para preparar la unidad.

Según los datos recabados por El Confidencial Digital, los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias han seguido durante todo el mes de julio un plan de entrenamiento e instrucción.

Fuentes de la UME han explicado a ECD que la unidad ha llevado a cabo una serie de entrenamientos físicos para prepararse para la actuación en las distintas situaciones críticas que se le pueden presentar. Asimismo, han realizado cursos de formación técnica para conocer el material necesario para su labor con el objetivo de familiarizarse con él y el máximo sacarle partido en circunstancias de riesgo.

Dentro del Plan Nacional contra Incendios del Gobierno, la UME mantiene activados este verano las 24 horas del día a 1.500 efectivos repartidos por los cinco batallones, y a otros 1.500 en la reserva para labores de apoyo.

Desde el inicio de la campaña, la Unidad Militar de Emergencias dispone, entre sus cinco batallones, de un total de treinta secciones de intervención en lucha contra incendios forestales (que suman 1.500 militares), distribuidas en diez compañías de intervención (150 militares por cada una), de las cuales dos secciones de intervención (50 militares) se encontrarán en Canarias: una en Gando (Gran Canaria) y otra en Los Rodeos (Tenerife).

Esta situación contrasta con la del verano de 2009, cuando el mes de julio supuso la "reválida" de esta unidad creada en 2005, tal y como la definió el propio jefe de la UME, el teniente general José Emilio Roldán.

El año pasado, entre incendios y las consecuencias de inundaciones, la UME afrontó 19 actuaciones en distintos puntos de la geografía española. Los más de 3.200 militares combatieron las llamas en Valencia, León, Cádiz, Zaragoza, Madrid, Tarragona, Cuenca, Teruel, Navarra, Burgos, Soria, Alicante, Almería, Castellón, Cáceres, Ávila, Zamora, Salamanca, Tenerife, Logroño, Jaén, Málaga y Murcia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··