Viernes 24/11/2017. Actualizado 11:50h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

España se encuentra en nivel 4

Unidades especiales del Ejército entrenan una situación de Alerta 5 antiterrorista

Guerrilleros de los Boinas Verdes se desplegaron para resolver un supuesto secuestro de civiles en un entorno urbano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si España sufriese un atentado, el Gobierno elevaría a 5 el nivel de alerta antiterrorista. Y ello supondría la activación y despliegue del Ejército. Principalmente para asegurar las infraestructuras críticas del país y las principales calles de las ciudades españolas. Sin embargo, como se ha podido ver recientemente en Ponferrada, unidades especiales ensayan también actuaciones frente a tomas de rehenes en entornos urbanos.

Unidades especiales del Ejército junto a miembros del GAR durante la exhibición. Unidades especiales del Ejército junto a miembros del GAR durante la exhibición.

Cada vez que se produce un atentado terrorista en Europa, como los más recientes registrados en París, Londres o Oslo, comienzan a circular mensajes de que el gobierno español ha decidido elevar de 4 a 5 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA). Son falsos: España nunca ha llegado al nivel más alto de la alerta desde que Interior estableció esta escala, en el año 2005.

El nivel 5 del NAA, que señala un riesgo de atentado “muy alto”, se reserva para situaciones en las que hay pistas fiables y contrastadas de un atentado inminente o cuando el ataque ya esté en marcha.

La activación del nivel 5 supondría, principalmente, la movilización de efectivos de las Fuerzas Armadas. Especialmente en infraestructuras críticas. Aeropuertos, puertos, estaciones de tren,centrales eléctricas y lugares eminentemente turísticos pasarían a estar bajo estrecha vigilancia militar.

Según admiten fuentes del Ejército a El Confidencial Digital, los protocolos de actuación militar en caso de un ataque terrorista en España ya están listos y se actualizan conforme se reciben nuevas instrucciones. Se adaptan, explican, a las nuevas técnicas que utilizan los terroristas.

Sin embargo, estos documentos emanados del Estado Mayor de la Defensa son completamente reservados. Por este motivo, se conocen pocos detalles acerca del despliegue militar que se aplicaría en caso de atentado. Lo que nadie duda es que la estrategia no quedaría reducida a una mera presencia o vigilancia de infraestructuras críticas.

Boinas Verdes actuando ante secuestro de civiles

Una muestra de ello es la reciente exhibición que pudo verse en el parque del Temple de Ponferrada, coincidiendo con el Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias.

En dicha acción, que contó con una nutrida presencia de público, se escenificó la toma de rehenespor parte de terroristas en un edificio urbano y su posterior liberación por fuerzas del orden. Y en el simulacro participaron unidades de las fuerzas especiales del Ejército de Tierra. Los denominados ‘Boinas Verdes’.

Un grupo de figurantes, que hacían las veces de terroristas, abrieron fuego contra civiles y se refugiaron en el interior de una cafetería. Efectivos de la Policía Local crearon un perímetro de seguridad. Dos vehículos Nissan Pathfider, con equipos de intervención del GAR, llegaron al lugar acompañados de una furgoneta azul con cristales tintados. A bordo iba un equipo militar enviado por el Mando de Operaciones Especiales.

Armados con armas largas, escudos balísticos y equipamiento de combate CBQ –combate urbano-, se dirigieron en formación hacia la entrada del recinto donde supuestamente se encontraban los terroristas. Simularon el lanzamiento de granadas aturdidoras al interior y entraron al edificio para reducir a los agresores.

Lo que se vio en Ponferrada fue una mera exhibición para el público y no tanto el desarrollo de una operación de estas características. Pero da una idea de la formación antiterrorista que han recibido en los últimos años las unidades especiales españolas para su intervención en entornos urbanos.

Las imágenes de la actuación pueden verse en este video publicado por el diario ‘Noticias Bierzo’:


Disponen de experiencia real en combate

El despliegue de unidades militares de operaciones especiales en misiones conjuntas con cuerpos policiales no es habitual. Y menos, recuerdan fuentes militares consultadas por ECD, en la simulación de resoluciones de crisis con rehenes.

Sin embargo, los protocolos de actuación militar ante una alerta 5 sí reservan un papel importante a las unidades del Mando de Operaciones Especiales. Así lo desveló ECD tras los atentados de París de 2015: desde el Estado Mayor de la Defensa se mostró la disposición de las unidades especiales para actuar en operaciones de búsqueda y captura de terroristas huidos.

“Se trata de unidades que disponen de experiencia real en teatro de operaciones, acumulada tras una década de misiones en IrakAfganistán o Líbano entre otros escenarios, que han vivido situaciones de estrés en combate” asegura entonces a ECD un oficial de Tierra conocedor de estos planes.

Son, dicen, “situaciones en las que buena parte de los miembros del GOEs han vivido en primera persona, con un enemigo similar, integristas a quienes no importa morir matando. Ellos han tenido que registrar pueblos para buscar a peligrosos terroristas, en el norte de Badghis (Afganistán) por ejemplo, codo a codo con norteamericanos”.

Un operativo semejante al francés

Europa no había presenciado atentados en entornos urbanos perpetrados por comandos terroristas entrenados en tácticas de combate hasta el raid policial que se produjo tras el atentado de Charlie Hebdo, en enero de 2015.

La huida a tiros durante días de los hermanos Kouachi, y la posterior toma de un supermercado judío por parte de Ahmed Coulibaly, llevaron al gobierno francés a desplegar la Operación Centinela en todo su territorio. Esta misión contempla el despliegue de fuerzas militares en todo el país, principalmente en las zonas donde se producen grandes aglomeraciones de personas.

En aquel momento, España, tal y como desveló ECD, pidió informes a Francia sobre la organización de esta denominada misión ‘Centinela’ para aplicarlos a los nuevos protocolos antiterroristas que se han diseñado en los últimos años. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·