Jueves 23/11/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Frustración en la Armada

Estados Unidos, Reino Unido y Marruecos mandan ahora en el Estrecho

La Marina española ha reducido sus operaciones en la zona mientras Estados Unidos despliega su Escudo Antimisiles, la Roya Navy envía sus buques a Gibraltar y Rabat recibe su nueva fragata

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Estrecho de Gibraltar se militariza. Estados Unidos, Reino Unido y Marruecos han ampliado su presencia naval en las aguas del sur de España. A la llegada del Escudo Antimisiles y a la intención de Gibraltar de convertirse en base “habitual” de la Royal Navy hay que sumar la entrega a Marruecos de la más avanzada fragata francesa.

El HMS Gurkha, uno de los últimos buques de la Royal Navy que estuvo en Gibraltar. El HMS Gurkha, uno de los últimos buques de la Royal Navy que estuvo en Gibraltar.

Así lo trasmiten mandos de la Armada a El Confidencial Digital: “no recordamos una época con mayor presencia naval en el Estrecho, entre lo que hay y lo que se avecina”. “En tiempos de paz, claro”, precisan.

En la actualidad, Reino Unido, Estados Unidos y Marruecos plantean un fuerte refuerzo de su presencia en aguas del Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán. “Lo peor” aseguran en la Armada “es que se produce cuando España está reduciendo su presencia naval en estas aguas”.

Hacen referencia a los recortes de presupuesto para combustible que ha aplicado el Ministerio de Defensa. Tal y como informó ECD, los buques de la Armada dispondrán en 2014 de 20 millones de litros de combustible, 8 millones menos que en 2013. En la práctica supone reducir aún más los días de salida al mar de las unidades de la Armada, y en consecuencia, una menor presencia en aguas del Estrecho.

La fragata marroquí

Marruecos tiene previsto ejercer una mayor proyección sobre las aguas del Estrecho gracias a sus nuevas adquisiciones navales. La última y más importante de todas, la recepción de la nueva fragata polivalente clase FREMM fabricada por Francia a encargo del reino alauí.

La entrega de la "Mohammed VI" se produjo a principios de mes, después de un periodo de pruebas en el que la Marina francesa instruyó a la futura dotación marroquí del buque (vea la noticia de ECD).

Llega el Escudo Antimisiles

La pasada semana llegaba a Rota el primero de los destructores estadounidenses que se integrarán en el Escudo Antimisiles de la OTAN. El ‘USS Donald Cook’ fue recibido en Rota por una amplia delegación militar de la Armada norteamericana presidida por el secretario naval del Pentágono.

A él se le sumarán otros tres buques más. Uno llegará antes de que finalice 2014, mientras los otros dos tienen previsto su llegada a Cádiz a lo largo de 2015. Washington espera que en pocos años el despliegue comience a ser operativo.

Se trata del mayor dispositivo naval militar de Estados Unidos que se ha desplegado en las últimas décadas en la zona del Estrecho. Y con él podrían venir aún más buques si fructifican las negociaciones avanzadas por El Confidencial Digital para que la Sexta Flota repare sus unidades del Mediterráneo en los astilleros gaditanos.

‘Visitas’ de buques británicos en Gibraltar

Muy cerca de Rota, en Gibraltar, se espera un considerable aumento de la presencia naval militar. En este caso es el Gobierno de Gibraltar quien quiere –con el beneplácito de Londres- convertir el puerto del Peñón en una “parada obligatoria” de los grandes buques de guerra de la Royal Navy.

El Gobierno británico ya ha comunicado al Peñón que empleará las aguas del Estrecho para realizar, con estas unidades, ejercicios de formación de los soldados más jóvenes. Se busca “la constante presencia naval de Gran Bretaña en Gibraltar”, según aseguró el gobierno británico a través de una respuesta parlamentaria.

“Esperamos enviar grandes buques de la Royal Navy para realizar actividades operativas y de formación”. En este sentido, considera el puerto de la colonia, y las aguas del Estrecho, como “una base de operación conjunta permanente”.

Respuesta a las “incursiones” de la Armada española

Desde Gibraltar han considerado esta postura del Gobierno británico como una respuesta a las “incursiones” que realizó la Armada española el pasado otoño en aguas del Estrecho, en plena crisis diplomática con la colonia.

Por aquel entonces, Defensa envió tres buques de la Armada -'Vigía', 'Alborán' y 'Cazadora' a las aguas del Estrecho, en unas maniobras sin precedentes en la zona. Los gobiernos británico y gibraltareño advirtieron de la posibilidad de realizar movimientos similares en las citadas aguas.

Poco tiempo después comenzó el desfile de los primeros buques de guerra británicos por Gibraltar. Entre ellos, el submarino nuclear HMS Tireless, que atracó en una “visita operativa rutinaria”.

Una visita polémica por el infausto recuerdo de dicho buque que aún se tiene en la zona de La Línea: en el año 2000, el Tireless llegaba a Gibraltar con una fuga en el sistema de refrigeración de su reactor, con la posible filtración de material radiactivo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·