Viernes 23/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El jefe español de la seguridad del aeropuerto de Herat (Afganistán), cesado por denunciar el incumplimiento del protocolo de protección, eleva su caso al tribunal militar de Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sargento de la Guardia Civil, destinado a Afganistán para la formación de la Policía Afgana en el aeropuerto de Herat, fue cesado y enviado de vuelta a España después de que elevase una serie de críticas al protocolo de seguridad del operativo a su cargo. Ahora acaba de elevar el caso al Juzgad Togado Militar Territorial de Madrid.

Las órdenes que recibió el sargento P.L.O, con 20 años de trayectoria a sus espaldas, eran claras: trasladar a mandos españoles e italianos a diversos puntos de las provincias de Herat y Qala e Naw, atravesando la peligrosa ruta ‘Ring Road’ donde son comunes los ataques de la insurgencia.

Sin embargo, ateniéndose según su defensa al reglamento de protección interno, los medios que se pusieron a su disposición para estas misiones de traslado y protección de VIPs eran insuficientes. Los vehículos ‘Lince’ a su disposición, sin protección efectiva contra IEDs –artefactos explosivos improvisados-, carecía también de armamento pesado del calibre 12,70 para repeler posibles amenazas.

Además, según el letrado de la acusación –Antonio Suárez Valdés-, las zonas de traslado no habían sido previamente ‘peinadas’ por los equipos de seguridad, por lo que era posible que hubiera en ellas presencia talibán.

Según el denunciante, el capitán I.G.M.P., al cargo de la unidad, quien les acompañaba en algunas de esta misiones, no respetaba los protocolos de seguridad: “de forma reiterada se arrojaba del vehículo Lince, casi en marcha y en todo caso sin esperar a que se tomase y limpiase la zona”, “abandonaba el vehículo en ocasiones sin arma larga o cargadores, e incluso sin ningún tipo de armamento” e incluso les “obligaba a circular en vehículo por caminos que no habían sido reconocidos previamente, ni dejaba que los reconociésemos”.

Ante esta situación, el sargento denunció retiradamente ante su superior la situación de “inseguridad” de los efectivos a su cargo. La respuesta, según el entorno del propio afectado, fue cesarle en su destino –tal y como adelantó ECD-. Pocos días después, el pasado mes de junio, el jefe del contingente de asesores policiales (PAT) del aeropuerto de Herat volvía a España.

El caso llega a los tribunales

El sargento cesado ha decidido llevar el caso a la justicia. Según ha sabido El Confidencial Digital, sus asesores legales han interpuesto en el día de ayer, martes, una denuncia penal ante el Juzgado Togado Militar Territorial contra los mandos responsables de los equipos desplegados por la Guardia Civil en Afganistán, por “ordenar sistemáticamente a sus hombres prácticas que supondrían la presunta vulneración sistemática de los protocolos y medidas de seguridad básicas”, establecidas por la OTAN y el Ejército Español para el desarrollo de dichas misiones.

La acusación particular entiende que, con su actuación, el Capitán de la Guardia Civil Jefe de la PAT denunciado, habría cometido un presunto delito de extralimitación en el ejercicio del mando, al “poner en serio peligro la vida de sus hombres y otro de deslealtad, al haber informado a sus superiores, de manera fraudulenta, la pérdida de confianza en su Jefe de seguridad, cuando lo que pretendía supuestamente, era enmascarar las deficiencias de seguridad que se venían denunciando ante sus superiores por el mismo” asegura su defensa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··