Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La ‘biblia’ anti-piratas de los atuneros es la solución. Los últimos intentos de secuestro han sido abortados siguiendo estos consejos. Vea el manual

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fuerza Naval de la Unión Europea para Somalia (EU NAVFOR) ha reeditado un manual de consejos que se ha entregando directamente a las empresas navieras y a los armadores de los buques que faenan en el índico. Esta guía de consejos se ha confirmado como la solución más eficaz para evitar ataques piratas.

“Es la ‘biblia’ contra la piratería” aseguran a El Confidencial Digital fuentes de la Armada involucradas en la Operación Atalanta. Siguiendo los consejos de este manual “disminuye sensiblemente el riesgo de ser abordados por piratas”.

El denominado ‘Best Management Practices’ es un documento de 78 páginas que recoge el protocolo a seguir por la tripulación de una embarcación en caso de divisar un esquife pirata, ser perseguido por él, abordado y finalmente objetivo de una operación militar de rescate. El manual está “exclusivamente” destinado a los capitanes de barco.

Recientemente, la EU NAVFOR ha recordado de forma insistente a las empresas navieras que navegan por aguas somalíes y del mar de Arabia la importancia de seguir al pie de la letra este protocolo. De momento, parece que los capitanes se lo han tomado en serio y los resultados empiezan a ser positivos.

De hecho, la pasada semana se celebró un encuentro entre autoridades en el puerto de Salalah (Omán), en el que estuvo presente el capitán de corbeta español Eduardo Riedel, comandante del patrullero ‘Infanta Cristina’. En esta breve reunión, se evaluaron los datos de los últimos ataques y se evaluó la eficacia de este manual.

Desde el pasado 19 de noviembre, el mando de la Operación Atalanta ha recibido informes de que al menos siete intentos de secuestro que no tuvieron éxito gracias a que los capitanes de las embarcaciones pusieron en práctica estos consejos.

Conozca a continuación algunas de las recomendaciones más representativas del documento, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital. Puede consultar el manual completo aquí.

Preparativos y consejos previos

--Navegar a velocidades superiores a 18 nudos constantemente. No se han detectado abordajes cuando la velocidad de las embarcaciones hostigadas era superior a esta cifra. En zonas peligrosas, ir a la máxima velocidad que permite el buque. Hasta ahora, muchos buques eran atacados con granadas, y el capitán ordenaba descender la velocidad y rendirse.

--Conocer los momentos más peligrosos: cuando los piratas acaban de liberar un barco secuestrado o justo cuando termina un temporal, aumenta la posibilidad de ser víctima de ataques piratas. Hay que extremar la precaución en esos casos.

--Las empresas navieras deben preparar previamente a la tripulación de los barcos a responder correctamente en caso de un ataque pirata.

-- Aunque lo deja a decisión de cada empresa, EU NAVFOR no recomienda recurrir a vigilantes privados armados (Punto 6.11 del BPM).

-- En caso de ataque, encender el sistema AIS. Este sistema permitirá a la Fuerza naval localizar al instante el barco atacado y dirigirse hacia la zona.

--No entrar bajo ningún concepto en aguas de Yemen. A las Fuerzas navales internacionales no les está permitido entrar en esas aguas en caso de ataque pirata.

Cómo disuadir a los piratas

--Situar maniquíes en la borda del buque para simular que hay más tripulación o que pueden ser agentes de seguridad.

-- Disponer de cascos y chalecos antibalas, pero no en colores militares que puedan confundir a los piratas.

-- Red de alambrada electrificada. Tiene que llevar un cartel cuya cara interior estará en ingles -advirtiendo a la tripulación-, y la exterior en somalí para los piratas.

-- Cuando se acerca un esquife, poner el barco a la máxima velocidad y navegar haciendo zigzag. De esta forma, se crean unas olas que desestabilizan las embarcaciones piratas y les hacen perder velocidad.

En caso de abordaje

--Los tripulantes que no sean necesarios para gobernar el barco deben ir inmediatamente a la denominada ‘habitación del pánico’ si la embarcación dispone de ella.

-- Mantener la calma. No oponer resistencia y cooperar con los asaltantes. No utilizar cámaras de fotos ni armas aunque estén disponibles.

-- Parar los motores. El barco no debe seguir navegando.

Si intervienen los militares

-- Cuando comience la acción militar, todos los tripulantes deben echarse al suelo, con las manos sobre la cabeza. Hay que tener en cuenta que no todas las fuerzas militares de la Operación Atalanta hablan inglés.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··